Peugeot 308 R HYbrid: visionario azul

Rate this post

¿Recuerdas aquellos tiempos en los que un coche híbrido era igual a lento? El Peugeot 308 R HYbrid es la penúltima propuesta de un tipo de propulsión que hace tiempo que dejó de ser coto exclusivo de ciertas marcas japonesas. Este modelo es, de momento, un prototipo híbrido enchufable, pero como declaración de intenciones los 500 CV de potencia y 730 Nm de par motor que son capaces de desarrollar sus tres motores son una promesa con la que apetece soñar.

peugeot-308-r-hybrid-4

La prolífica plataforma modular EMP2 del Grupo PSA Peugeot-Citroën ha servido de sustento para esta especial creación híbrida de Peugeot Sport. Sobre unas vías ensanchadas 80 mm, delante se ha montado la versión de 270 CV del motor de gasolina 1.6 THP, apoyado en un motor eléctrico de 115 CV solidario que le ayuda a mover las ruedas delanteras mediante una caja de cambios automática de 6 velocidades. Sobre el eje trasero, otro motor eléctrico de las mismas características se encarga de aportar el resto de potencia y convierte al Peugeot 308 R HYbrid en un compacto con tracción a las cuatro ruedas.

Al iniciar la marcha, es este propulsor trasero el que se encarga de mover en modo eléctrico (ZEV) a esta prometedora variante del GTI francés, hasta una velocidad máxima de 100 km/h o mientras la batería de iones de litio de 3 kWh de capacidad tenga suficiente carga (al ser un híbrid plug-in, en 30 minutos se puede cargar por completo haciendo recarga rápida). Cuando se supera alguno de estos dos requisitos, el sistema pasa automáticamente a modo HYbrid, en el que la responsabilidad recae en los grupos motrices delanteros.

308 R HYbrid

En ese momento el motor de combustión es el principal encargado de la propulsión, en la que se dispone de 270 CV de potencia y 330 Nm de par, con la ayuda del motor eléctrico. Éste tiene tres funciones: compensar el retraso en la entrada del turbo del THP al acelerar a bajo régimen; sustituir al motor térmico en los cambios de marcha para asegurar un par constante; y recargar la batería, para lo cual el bloque de gasolina desarrolla más potencia de la que requiere el conductor, con lo que en un máximo de 15 kilómetros se vuelve a disponer de toda la carga.

308 R HYbrid

El modo Hybrid Sport, que se activa mediante un botón instalado a la derecha del volante, mantiene preparados los motores eléctricos para ayudar al de gasolina desarrollar conjuntamente hasta 400 CV y 530 Nm cuando se pisa el acelerador a fondo. En este caso el eléctrico delantero aporta 15 CV, mientras que la potencia del posterior decrece según aumenta la velocidad.

El poder máximo (500 CV y 730 Nm) se reserva para el Launch Control, gracias al cual el Peugeot 308 R HYbrid consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y alcanzar los 1.000 metros desde parado en 22,5 segundos. ¿Es eso posible en un compacto, por mucho que monte neumáticos 235/35 R 19? Pues si hacemos caso a cómo han desarrollado el control de tracción, se diría que sí, ya que el motor eléctrico delantero se «apropia» de la energía excedente al acelerar cuando va a superarse el límite de adherencia, poniendo coto así a las pérdidas de tracción y, de paso, recargando la batería. En cuanto a la velocidad máxima, cosas de ser políticamente correcto (y de que la energía eléctrica ayuda al principio pero no llega al final), se ha limitado a 250 km/h.

Para asegurar un buen comportamiento sobre el asfalto, las masas se han redistribuido para ofrecer un reparto 60/40 y un centro de gravedad más bajo, colocando la batería bajo los asientos traseros y desplazando el depósito bajo el maletero, justo encima del eje posterior, lo que ha obligado a reducir su volumen a 50 litros.

A primera vista, podría pensarse que su equipo de frenos no está especialmente dimensionado para un coche con unas características tan especiales como éste. Delante monta los discos ventilados de 380 mm de diámetro y pinzas de 4 pistones del Peugeot 308 GTi, mientras que para el eje trasero se han elegido unos discos de 290 mm. Ello se debe a que los motores eléctricos también ejercen de freno cuando se suelta el acelerador, lo que libera de trabajo al sistema convencional.

 

 

Sé el primero en comentar