Prueba SEAT León Cupra R 2018: seguro de sí mismo

Valoración

Puntúa este post

 

Prueba SEAT León Cupra R 2018: seguro de sí mismo

Prueba y opiniones por Gaby Esono

SEAT León Cupra R

SEAT León Cupra R

Algunas personas en SEAT me tienen por un tipo un tanto pesado. Simpático tal vez, pero un pelín plasta también, lo reconozco. Lo soy porque, cuando estoy en la presentación del nuevo SEAT León, les pregunto por el futuro Cupra. Y cuando por fin desvelan el Cupra, les salgo con que para cuándo el Cupra R.

Casi nunca me responden exactamente a lo que quiero –“Si te lo dijera tendría que matarte”, me suelen decir-, pero por lo menos todavía no me han retirado la palabra, que no es poco.

Cuando se desvelaron las primeras imágenes del nuevo SEAT León Cupra R, la firma de Martorell estaba haciendo algo más que anunciar su último modelo estrella. Entonces no se sabía, pero estaban dando pistas sobre el rumor del que se llevaba un tiempo hablando: la creación de Cupra como marca separada del resto de la gama de la firma española.

SEAT León Cupra R

SEAT León Cupra R

No me quiero extender demasiado sobre este tema, porque de ello se ha hablado mucho y más que se va a hablar, pero sí hay que dejar constancia de que la combinación de colores de este coche, con el ‘gris Pirineos mate’ de la carrocería (su única opción, porque el resto lo lleva ya de serie, cuesta entre 2.580 € y 2.680 €) contrastando con los detalles de color cobre, señalaban claramente la identidad de la nueva marca deportiva -por ponerle una etiqueta breve- de SEAT.

En cualquier caso, a esta nueva generación del SEAT León Cupra R la trataré como lo que es, el SEAT más potente de la historia. Pero no solo. También es el más eficaz, como lo ha venido demostrando en las sucesivas evoluciones de los Cupra de esta tercera generación del SEAT León.

SEAT León Cupra R

El SEAT León Cupra R es una serie limitada a 799 unidades

Por supuesto es el más exclusivo, porque no recuerdo haber visto esta calidad de acabados, ajustes y materiales (Alcantara dentro, fibra de carbono fuera…), en ninguno de los muchísimos modelos de la marca que he tenido ocasión de conducir. Y, sobre todo, es el más especial, por su elegante tuning de fábrica y porque nunca se había producido un SEAT León Cupra R como una edición limitada, en este caso a 799 unidades numeradas.

Esto incide en la cuestión de la exclusividad que comentaba antes y, en cierto modo, era otro guiño al futuro de estas siglas (recordemos que son la abreviatura de Cup Racing) cuyo planteamiento será, ya es, más elitista que nunca.

SEAT León Cupra R

Dicho esto, y consideraciones marketinianas al margen, la definición del SEAT León Cupra R vendría a ser la de una berlina de 5 puertas del segmento C –el de los compactos de toda la vida-, que cuenta con un motor de 310 CV, cambio manual de 6 velocidades (opcionalmente está el automático DSG) y tracción delantera.

Comparte escenario con creaciones tan deseadas como su primo-hermano el Volkswagen Golf R, el Renault Mégane R.S., el Ford Focus RS o el estridente Honda Civic Type R. De esta lista se cayeron con el tiempo dignos rivales como el Opel Astra OPC o el Mazda3 MPS, pero a cambio nos encontramos con la tríada premium como son el BMW Serie 1 M140i, el Mercedes-AMG A 45 o el Audi RS3, aunque sus potencias, planteamientos y precios los sitúan en su propia liga.

El SEAT León Cupra R es, en realidad, la cuarta evolución de la versión deportiva del compacto de SEAT. Y sí, podríamos decir que es la “refinitiva”.

SEAT León Cupra R

La versión Cupra de esta tercera generación del SEAT León nació con 280 y 265 CV (probé la de 280 CV, porque la menos potente se desechó pronto por su bajo nivel de ventas). A ellas les sucedió la variante de 290 CV y, posteriormente, la de 300 CV. La estrategia de SEAT, pues, ha sido clara: doy un poquito más cada vez para mantener el interés por un modelo que se estrenó batiendo el récord en el Circuito de Nürburgring para un tracción delantera “de serie”.

En el caso que nos ocupa, el apéndice R sirve de excusa para darle un giro más a la gestión electrónica del prolífico motor 2.0 TSI y conseguir 10 CV extra hasta alcanzar los 310 CV de potencia en las unidades equipadas con la caja de cambios manual de 6 relaciones (con el cambio DSG de 6 marchas se mantienen los 300 CV).

SEAT León Cupra R

¿Podría dar más de sí? Pues seguramente sí. Ya me lo pareció en 2014 cuando probé el de 280 CV y, cuatro años después, su combinación de turbo e inyección dual de gasolina (directa e indirecta) no deja de sorprenderme. De hecho, no es solo que sea 30 CV más potente y que cuente con 30 Nm más de fuerza, llegando hasta los 380 Nm.

La gracia es que resulta todavía más elástico que entonces, porque ahora la potencia máxima la entrega no en un pico a 6.000 rpm, sino en una meseta que se mantiene entre las 5.800 y las 6.500 rpm. Además, la entrega de fuerza máxima la distribuye entre 1.800 y 5.700 rpm, un rango un poco más amplio que el de la versión original.

Traducido a prestaciones puras, la velocidad máxima de 250 km/h no es una referencia válida, porque ya en la anterior generación comenzó a limitarse artificialmente. Sí lo es, en cambio, la aceleración de 0 a 100 km/h, con un registro de 5,8 segundos que mantienen a este compacto (muy) deportivo en la parte alta de su segmento.

SEAT León Cupra R

SEAT León Cupra R

Pero si este motor tiene una gracia especial no es su capacidad para producir unas altísimas prestaciones, que la tiene, sino lo fácilmente que pasa de parecer muy prestacional a rabiosamente deportivo. Esa dualidad es lo que siempre me ha seducido de este bloque, desde la primera prueba que publiqué en Cochesafondo con el SEAT León FR.

La contrapartida llega de la mano de los consumos, ya que esta versión tiene homologado 7,3 l/100 km (en el ciclo NEDC), cuando el Cupra 300 se quedaba en 6,9 l/100 km. Más adelante explico a qué se debe la diferencia. Sea como fuere, los 9,2 l/100 km que marcó el ordenador de a bordo tras la prueba no es la cifra más alta de los Cupra que han pasado por mis manos.

Un comportamiento mejorado

Otro planteamiento diferente nos encontramos con el bastidor. El chasis mantiene la típica configuración de suspensión McPherson en el eje delantero y multibrazo en el posterior. Se apoya, además, en la amortiguación variable DCC, ajustable en combinación con el SEAT Drive Profile, ofrece cuatro modos de conducción (Comfort, Sport, Cupra e Individual).

SEAT León Cupra R

Los frenos Brembo del SEAT León Cupra R son un prodigio de eficacia

Este gadget ajusta, entre otros parámetros, la respuesta del motor (y del cambio en los DSG), la dureza de la dirección asistida, el DCC y la actuación del diferencial autoblocante electrohidráulico VAQ. Hasta aquí, todo conocido.

Para la ocasión, sin embargo, los técnicos de SEAT querido mejorar el comportamiento dinámico. Para ello han ampliado la anchura de vías a 1.593 mm en el eje delantero (57 mm más que en el Cupra 300) y a 1.530 mm en el trasero (+20 mm). Además, cuenta con unas nuevas manguetas delante para modificar el ángulo de caída negativa (2°).

No contentos con eso, en la marca aseguran que los aditamentos aerodinámicos de fibra de carbono están solo para poner verdes de envidia al resto de propietarios de un Cupra, sino que mejoran la carga aerodinámica en un 12,5%, y hacen del Cupra R un coche más eficaz en curvas de velocidades medias y altas.

SEAT Drive Profile

El SEAT Drive Profile cuenta con una posición específica Cupra

A ello hay que sumarle que monta de serie los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 (forman parte del Performance Pack opcional en los Cupra a secas), en medidas 235/35 sobre unas llantas específicas de 19 pulgadas.

Es en los neumáticos y en la aerodinámica (y supongo que la electrónica algo tendrá que ver también) donde encuentro la explicación al incremento del consumo.

Siguiendo con el comportamiento, las pinzas de freno delanteras son del especialista Brembo y los discos tienen 370 mm de diámetro y 32 mm de grosor (los del León CUPRA son de medidas 340 x 30 mm). Dimensiones al margen, han resultado ser unos frenos muy eficaces, con una mordiente impresionante e inagotable.

SEAT León Cupra R

Los colores del SEAT León Cupra R anuncian la identidad de la futura marca deportiva

El resultado, pues, es un coche más agil y dinámico. Un poco menos dócil, tal vez, pero no me ha dado la sensación que hayan querido llegar al extremo del anterior SEAT León Cupra R, un coche con menos compromisos que el actual que, a pesar de su pintura mate y sus detalles en fibra de carbono, es mucho más utilizable para el día a día.

Series limitadas de un coche las puede haber a patadas. Sin embargo, cuando una marca graba en el interior de un modelo que tu unidad es la número X de las 799 que van a producir (de ellos, solo 40 llevan matrícula española), pues como quien no quiere la cosa ese coche gana muchos enteros. Podría decirse que es por cosas así que la exclusividad tiene un precio.

Interior SEAT León Cupra R

El interior del SEAT León Cupra R está plagado de detalles específicos

Como miembro más ilustre de la gama del León, el SEAT León Cupra R presume de una calidad de acabados de gran nivel. Lo es por los ajustes, a los que nunca he sido capaz de encontrarle un reproche.

Y a ello, claro está, hay que añadirle ahora los detalles más personales, que no son pocos, como los indicadores de cuadro de mandos en fondo blanco; la tapicería de Alcantara con costura en color cobre, también para el volante y el pomo de la palanca de cambio; o los asientos tipo bacquet de serie, que sujetan perfectamente el cuerpo pero son menos radicales que los que recuerdo del primer SEAT León Cupra que pasó por mis manos.

SEAT León Cupra R

Si obviamos todos los aspectos referidos a la exclusividad y deportividad del SEAT León Cupra R, lo cierto es que no hay ningún motivo para descartar este modelo como coche de diario.

SEAT León Cupra R

Su habitabilidad, amplia sin llegar a ser excelsa para sus cinco plazas, o un maletero de 380 litros de capacidad, están dentro de lo que uno puede esperar de un compacto actual.

SEAT León Cupra R

Un (sorprendente) punto a favor es el sonido del motor. Lo es teniendo en cuenta que se trata del apartado dedicado a la familia, ya que no es especialmente llamativo. Su escape tiene un toque específico, que le da un tono algo más grave y penetrante, pero no tanto como para andar girando cabezas (de eso se encarga su carrocería) ni para pensárselo dos veces para hacer viajes con él.

Habrá quien diga, no sin razón, que 44.585 € por un SEAT de poco más de 4 metros con cambio manual es un precio alto. Con el cambio DSG, que además tiene 10 CV menos, se va a 46.375€.

SEAT León Cupra R

Estamos hablando de un incremento de más de 10.000 € respecto a los Cupra convencionales. Incluso equipándolos a tope, la diferencia sigue dando que pensar, ya que por ese precio se ponen a tiro muchos coches de marcas premium. Aunque también es verdad que ninguno de ellos ofrecerá las prestaciones y sensaciones del SEAT León Cupra R, ni la promesa de que coches como el tuyo habrá muy pocos.

SEAT León Cupra R

Este Cupra R es, por tanto, un coche para creyentes, conductores que valoran el ejemplo de seguridad en sí misma que está demostrando SEAT, y que muy pronto tendrá su continuidad en la nueva marca CUPRA. Pero eso será otra historia.

FICHA TÉCNICA SEAT León Cupra R 2018
ManualDSG
Motor2.0 TSI
CombustibleGasolina 98 octanos
Número de cilindros/cilindrada (cc)4 en línea / 1984
Bloque y culata (material)Fundición y aluminio
Nº de válvulas por cilindro4
Diámetro x carrera (mm)82,5 x 92,8
Relación de compresión9,3
Potencia máxima CV (kW)/rpm310 (228) / 5800-6500300 (221) / 5500-6200
Par máximo Nm/rpm380 / 1800-5700
AlimentaciónInyección dual (directa e indirecta), turbo
DistribuciónVariable en admisión y escape
TracciónDelantera
Caja de cambiosManual 6 vel.Automática DSG de doble embrague y 6 vel.
Consumo medio (l/100 km)7,36,9
Emisión CO2 (g/km) – ciclo NEDC170158
Velocidad máxima (km/h)250 (limitada electrónicamente)
Aceleración 0-100 km/h (s)5,85,7
Medidas SEAT León Cupra R 2018
CarroceríaBerlina de 5 puertas y dos volúmenes
Longitud (mm)4324
Batalla (mm)2631
Anchura (mm)1816
Altura (mm)1435
Peso en orden de marcha (kg)14531479
Capacidad maletero (l)380

 

Mi sentencia

Sé el primero en comentar