Ya está aquí el Volkswagen Polo GTI

Rate this post
©Cochesafondo

Los concesionarios de Volkswagen han empezado a aceptar pedidos para el nuevo Polo GTI.

Equipado con la versión de 180 CV del motor 1.4 TSI (como siempre, con inyección directa de gasolina, compresor y turbo), una vez más el Grupo VW mantiene su indisoluble sociedad con el cambio DSG de 7 relaciones y con levas en el volante.

La versión más deportiva del polivalente alemán presumirá no sólo de unas prestaciones más que respetables (229 km/h de velocidad punta y 6,9 segundos en el 0-100 km/h lo son aquí y en la China), sino de unos consumos de 5,9 l/100 km, un 25% menos que lo que gastaba el veterano 1.8 turbo de 150 CV que montaba la anterior generación.

volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531892.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531905.jpg
©Volkswagen

Pero dejemos el pasado y hablemos del futuro inmediato, el de un coche que cuenta con control de estabilidad ESP y la función de diferencial electrónico XDS, diseñada para mejorar la eficacia del tren delantero al acelerar en las curvas.

Los 1.194 kilos del pequeño GTI de Volkswagen se mantienen en el asfalto con la ayuda de una suspensión delantera McPherson y trasera de brazos acoplados que han visto incrementada la dureza de los amortiguadores y de los resortes helicoidales, el nombre pomposo de los muelles.

volkswagen-polo-gti-antes-verano-127375319415.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-127375319210.jpg
©Volkswagen

La altura del chasis se ha rebajado 15 mm y los neumáticos, montados sobre llantas de cinco radios GTI «Denver» (similares a las del Golf GTI), se han dimensionado hasta los 215/40 R 17.

El habitáculo, como es menester, también se ha adecuado al especial talante que se le supone a cualquier GTI salido de las entrañas de Wolfsburg. El color negro del tapizado del techo y sus complementos (asideros, parasoles…) se combina con una consola en la que contrasta el negro brillante con las inserciones cromadas, estratégicamente diseminadas por el interior.

volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531918.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531929.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531917.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-127375319312.jpg
©Volkswagen
volkswagen-polo-gti-antes-verano-127375319413.jpg
©Volkswagen

Los pedales de aluminio, el volante y pomos de cuero y las inscripciones GTI bien visibles contribuyen a crear una atmósfera deportiva donde también se ha cuidado el nivel de equipamiento, con elementos tales como elevalunas eléctricos (también traseros en el 5 puertas, que cuesta 610 € más), climatizador o faros antiniebla entre los dispositivos más destacados.

volkswagen-polo-gti-antes-verano-12737531893.jpg
©Volkswagen

A ello cabe sumar el equipamiento de seguridad pasiva, que incluye airbags frontales, laterales de cabeza tórax, pretensores pirotécnicos de los cinturones delanteros y, para los que tienen prisa, anclajes Isofix en la banqueta trasera para asientos infantiles.

El precio de este caramelo asciende a 23.500 €, a los que se pueden sumar, a gusto del consumidor, la alarma (205 €), el navegador (965 €), la tapicería en Alcantara (920 €) o el techo panorámico (800 €), entre una larga lista de opciones.

Sé el primero en comentar