“Un coche no es sólo un pedazo de metal, sino una criatura con un corazón latiendo» – Juan Manuel Fangio