Salón de Ginebra 2017: Volkswagen Arteon

Volkswagen Arteon
Puntúa este post

El Volkswagen Arteon ha sido la principal novedad de la marca alemana en el Salón de Ginebra 2017, una decisión que se puede interpretar como propia de la época de transición en la que está inmersa, hasta que llegue el momento del despegue de su oferta de vehículos eléctricos.

Volkswagen Arteon

Volkswagen Arteon

Y es que, a pesar de que el nuevo Volkswagen Arteon es un coche con el que pretenden subir el caché de su gama media, no es de esperar que esta berlina de aspecto coupé alcance grandes volúmenes de ventas o que llegue a hacer sombra comercial al Volkswagen Passat.

Antes al contrario, el Arteon se coloca, en principio, un peldaño por encima de su popular hermano, pese a que parte de la misma plataforma modular MQB. A priori, su posicionamiento superior podría medirse según su tamaño exterior (4.862 mm de longitud, 95 mm más largo que el Passat), pero es su mayor distancia entre ejes (2.841 mm frente a 2.791 mm) lo que realmente marca distancias como vehículo de mayor representación, en el que se da mayor protagonismo a los pasajeros a costa de sacrificar algo de maletero (563 litros, 23 litros menos que el Passat).

Volkswagen Arteon

Volkswagen Arteon

Ahí, los responsables de la marca han tenido que trabajar de lo lindo para convencernos de que su silueta de Gran Turismo de 5 puertas y 5 plazas era algo más que un mero reemplazo del Volkswagen CC (anteriormente conocido como Passat CC).

Para dotarlo de mayor identidad, se ha diseñado un frontal con faros LED de serie que se unen con el frontal y la parrilla para configurar un nuevo estilo, aunque mantiene gran parte de la imagen propia de Volkswagen.

Interior del Volkswagen Arteon

Interior del Volkswagen Arteon

Interior del Volkswagen Arteon

Interior del Volkswagen Arteon

Interior del Volkswagen Arteon

Interior del Volkswagen Arteon

Respecto a oferta de motores sí han ido sobre seguro: 4 motores TSI de gasolina y otros 2 diésel TDI, todos ellos de cuatro cilindros, turbo e inyección directa de combustible y 2,0 litros de cubicaje (excepto el nuevo 1.5 TSI Evo, con sistema de desconexión de cilindros, ACT), que entregan entre 150 y 280 CV de potencia. Dependiendo del nivel de potencia, el propulsor irá asociado de serie a un cambio manual, DSG de doble embrague e incluso al sistema de tracción total 4Motion en los tope de gama gasolina y diésel.

 

 

Sé el primero en comentar