Primera prueba Volkswagen Touareg

Primera prueba nuevo Volkswagen Touareg

Prueba y opiniones: Gaby Esono

A finales del siglo pasado, un tal Ferdinand Piëch, nieto de otro tal Ferdinand Porsche, decidió desde su puesto de presidente de Volkswagen que ya estaba bien de hacer honor al nombre de la empresa que había fundado su abuelo.

Volkswagen Touareg

En realidad, la marca que había creado el “coche del pueblo”, que motorizó Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, ya hacía tiempo que presumía de producir unos coches cuya calidad estaba por encima de la media. Pero cuando Mercedes metió sus narices en segmentos pequeños con su Clase A, Volkswagen decidió que ellos también podían hacer una gran berlina de representación, y crearon el Volkswagen Phaeton en 2002.

Aquello, sin embargo, era solo el principio de una estrategia que incluía también el desarrollo de un gran todoterreno de lujo. Desarrollado conjuntamente con Porsche (gracias al Porsche Cayenne la firma alemana está tan bien posicionada hoy en día), el lanzamiento del Volkswagen Touareg dos años después dio un vuelco al segmento de los coches camperos más caros.

En su primera generación, su planteamiento fue el de un coche de lujo cuya silueta  todoterreno anunciaba unas impresionantes aptitudes off-road. La tracción total permanente, los amplios recorridos de suspensión y, sobre todo, el hecho de que pudiera montar reductora, eran una invitación a dejar a un lado la carretera y lanzarse a buscar caminos complicados. Aunque mejor si eran un poco anchos…

En cualquier caso, el postureo campero quedaba en entredicho con motores como el sofisticado 6.0 W12 de gasolina o el brutal 5.0 TDI, ejemplos evidentes de que la intención era más seducir a quienes buscaban una forma alternativa de desplazarse por Saint Tropez que a los cazadores de gamusinos.

Volkswagen Touareg

La segunda generación del Volkswagen Touareg mantuvo ese marchamo de 4×4 de lujo, pero con una estética suavizada, más acorde con los tiempos que corrían. Metidos ya en la segunda década de este siglo, los SUV comenzaban a campar a sus anchas por carreteras y autopistas, y ya no tenían que justificarse tanto por no demostrar las mismas aptitudes trialeras que los todoterrenos tradicionales. La oferta de motores, además, también mostraba un cambio de tendencia nada sutil: potencia sí, pero sobre todo equilibrio entre prestaciones y eficiencia. Incluso se introdujo una simbólica versión híbrida, que rebajaba la media de emisiones homologadas y demostraba la capacidad tecnológica de la marca, aunque en Europa sus ventas fueron eso, simbólicas.

Tanto ha sido así que en esta tercera generación se han reservado el Volkswagen Touareg Hybrid, al menos de momento, para el mercado chino, que es donde fue presentada esta nueva entrega del SUV alemán.

Esta vez ya sin tapujos, el Volkswagen Touareg es un SUV sin medias tintas. Sabiendo que muy pocos de sus futuros conductores van a pisar el campo con él, en la marca han considerado que la reductora ya no tiene sentido ni como opción, y confían a la electrónica sus posibilidades trepadoras. Por si acaso, se ofrece un Paquete Off-road (entre 700 y 755 € según motor) que incluye modos de conducción específicos (“arena”, “grava”, “auto” y “experto”), depósito de combustible de 90 litros y de Adblue de 24 litros, 2 ganchos para remolque de emergencia y diversas protecciones para los bajos.

El nuevo Volkswagen Touareg es, pues, un producto muy adaptado al tiempo en el que vivimos, en cuyo desarrollo los técnicos de VW han sido más pragmáticos que nunca: más ligero y más eficiente para que los viajes en carretera sean más seguros y económicos; y a la vez más conectado y tecnológico, con una puesta en escena que lo sitúa en una órbita por encima de lo visto antes en sus predecesores.

El nuevo Volkswagen Touareg es, sobre todo, un coche cómodo, con el que hacer largos desplazamientos como si los kilómetros no fueran con él.

Su oferta inicial de motores la compone el 3.0 V6 TDI con dos niveles de potencia, el básico pero probablemente suficiente de 231 CV y 500 Nm de par, y el de 286 CV y 600 Nm que tuve ocasión de probar durante la presentación del modelo. Durante el primer trimestre de 2019 llegarán el 3.0 V6 TSI 340 de gasolina y el 4.0 V8 TDI 421 que se situará como tope de la gama.

Volkswagen Touareg

Todos ellos van asociados obligatoriamente a la tracción total 4Motion y a una caja de cambios automática de 8 velocidades. Esta combinación permite al TDI 286 CV alcanzar el 0-100 km/h en 6,1 segundos (7,5 segundos el 231 CV). Declara un consumo medio de 6,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 173 g/km, los mismos registros que el menos potente.

Si sobre el papel las prestaciones impresionan, al volante se confirma esa primera impresión. La sensación de aceleración es abrumadora y, como te puedes imaginar, es capaz de mantener velocidades de crucero altísimas sin aparente esfuerzo. Nada, en cualquier caso, que no se pueda exigir en un coche de este porte.

Lo que sí es verdaderamente sorprendente es la notabilísima mejora en cuanto a su comportamiento dinámico. He de decir que durante la primera parte de la prueba, realizada en su mayoría por autopista y vías rápidas, no me llamó especialmente la atención. Noté que era, simplemente, un coche tan cómodo como esperaba.

Volkswagen Touareg

Después de charlar un rato con los responsables de Volkswagen, me llamó la atención su insistencia en preguntar qué me había parecido su comportamiento dinámico, de modo que en la segunda parte de la prueba en carretera opté por desviarme de la ruta marcada y buscar una ruta alternativa mucho más exigente. Lo que me encontré, oh sorpresa, es que el Volkswagen Touareg R-Line, la versión disponible en la prueba, está a años luz de sus predecesores.

Muy ágil y dinámico, cuando le buscas las cosquillas no te devuelve gestos violentos. Antes al contrario, su límite en curva se intuye muy alto. El control de estabilidad no es excesivamente intrusivo, pero tampoco está configurado para ir jugando con las inercias de la carrocería. Ni falta que le hace, porque el Touareg se sujeta muy bien y no tienes que ir dando manotazos al volante para inscribirlo en las curvas. Incluso las distancias de frenado son bastante cortas, aunque el tramo por el que fui no era lo suficientemente largo como para comprobar la resistencia del equipo de frenos.

Volkswagen Touareg

Este agradable salto en el comportamiento dinámico del Volkswagen Touareg se debe especialmente a tres factores clave: el primero, fundamental, es el aligeramiento general del coche, que ahora es unos 100 kg más liviano gracias a la utilización de más aluminio y acero de alta resistencia en el nuevo chasis y en la carrocería; el segundo es la eficacia de las barras estabilizadoras activas , que mitigan las inclinaciones de la propia carrocería; y el tercero, la incorporación del tren trasero direccional, en el que un motor eléctrico cambia la orientación de las ruedas posteriores en función de la velocidad, de manera que a ritmo alto giran levemente en el mismo sentido que las delanteras, y a velocidades bajas lo hacen en sentido contrario. Con ello, se gana suavidad en las curvas rápidas y agilidad en las lentas (y en los parkings, lo cual también es de agradecer).

Volkswagen ofrece el eje trasero direccional y las barras estabilizadoras activas en un paquete opcional (7.130€ con el TDI 286 CV y 6.860€ con el de 231 CV) asociado a la suspensión neumática, con la que se instala a su vez el selector de modos de conducción.

El nuevo Volkswagen Touareg, además de subirse al carro de los SUV sin complejos, también se ha apuntado a la tendencia actual de sustituir los tradicionales botones del salpicadero por el sistema Innovision Cockpit, en el que destaca gran pantalla TFT táctil multifunción de 15 pulgadas.

Es de serie con el acabado R-Line y opcional en los Premium (desde 4.070€). Combinado con el cuadro de mandos digital de 12 pulgadas, que permite personalizar la información que queremos ver, lo que nos encontramos es un despliegue tecnológico muy a la moda, pero con detalles que lo desmarcan de lo visto hasta ahora en este tipo de vehículos.

Volkswagen Touareg

El que más me ha llamado la atención es su sistema de visión nocturna (Night Vision), capaz de identificar peatones y animales de forma que destaca su silueta en la pantalla y se ven claramente su posición y movimientos. Combinado con otros sistemas de asistencia a la conducción como el de aviso de tráfico cruzado delantero y trasero con frenada automática, el Park Assist, el Trailer Assist y el regulador de velocidad adaptativo con asistente en atascos, además del sistema de iluminación IQ.Light con tecnología LED matricial (2.260€) que adapta la luminosidad al tipo de terreno y a la circulación, se me ocurren muy pocas cosas más que se puedan incluir en un coche en esta época “preconducción autónoma” que vivimos.

Todo este alarde tecnológico se completa con un interior que, como no podía ser de otra manera, trata con mimo y sin distinción de clases a sus cinco ocupantes. Asientos amplios y cómodos, con todos los elementos en su sitio, denotan el esmero con el que se diseñado el interior del Volkswagen Touareg. Desentona un poco, sin embargo, el exceso de plásticos duros en el habitáculo, más a la vista de lo deseable en un vehículo que pasa por ser el buque insignia de la marca actualmente.

Precios y medidas Volkswagen Touareg 2018

Versiones Precios
Volkswagen Touareg Pure 3.0 V6 TDI 231 CV 64.725 €
Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 231 CV 68.925 €
Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI 286 CV 74.845 €
Volkswagen Touareg R-Line 3.0 V6 TDI 286 CV 81.135 €
FICHA TÉCNICA VOLKSWAGEN TOUAREG 2018
Motor 3.0 V6 TDI 231 3.0 V6 TDI
Combustible Diésel Diésel
Número de cilindros V6 V6
Potencia máxima CV (kW) /rpm 231 (170) / 3.250-4.750 286 ( 210) / 3.500-4.000
Par máximo Nm/rpm 500 / 1.750-3.000 600 / 2.250-3.250
Alimentación Inyección directa common-rail
Tracción 4×4 4Motion
Caja de cambios Tiptronic 8 velocidades
Consumo medio (l/100 km) 6,6 6,6
Emisión CO2 (g/km) 173 173
Velocidad máxima (km/h) 218-221 235-238
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,5 6,1
Medidas Volkswagen Touareg 2018 (mm)
Longitud 4.878 mm
Anchura 1.984 mm
Altura 1.702 mm
Batalla 2.894 mm
Maletero 810

Sé el primero en comentar