¿Qué tiene de mejor el nuevo Opel Insignia?

Rate this post

El Opel Insignia, como su propio nombre indica, fue lanzado hace ahora 5 años con el propósito no sólo de reemplazar al Vectra y al Signum, sino también de colocarse más cerca de las berlinas premium alemanas, léase el Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes-Benz Clase C, a las que la marca no duda en mencionar cuando se refiere a sus rivales, junto al Volkswagen Passat (líder de ventas), el Ford Mondeo, el Skoda Superb o el Peugeot 508.

Opel Insignia ©Opel

Nuevo Opel Insignia ©Opel

La combinación de un chasis más elaborado (que ahora ha recibido retoques en la suspensión trasera para mejorar el confort) y una calidad percibida superior a la de su predecesor, más una amplia gama de motores parece haber sido todo un acierto, si nos remitimos a las más de 600.000 unidades que Opel ha vendido en este tiempo.

Opel Insignia ©Opel

Nuevo Opel Insignia ©Opel

También han contribuido sin duda la acertada estética de sus tres carrocerías (4 y 5 puertas, más el familiar Sports Tourer), que transmiten una cierta sensación de calidad y empaque que ha calado bastante bien entre el público. Eso, y el ver por la calle versiones que llaman la atención, como es el OPC por un lado, o el Country Tourer (la versión “allroad” o campera derivada del familiar) por el otro.

Opel Insignia Sports Tourer ©Opel

Nuevo Opel Insignia Sports Tourer ©Opel

Así pues, teniendo estos mimbres como base, la renovación del Opel Insignia pasaba por retocar lo justo la carrocería, que ahora cuenta con un frontal con la parrilla más ancha y baja, en la que se ha incorporado un deflector que se cierra automáticamente para mejorar la aerodinámica, y faros con luces diurnas de LED integradas.

Bajo la piel del nuevo Opel Insignia se esconde una gama de motores en la que el bloque diésel 2.0 CDTi ecoFLEX con sistema Start & Stop marca la pauta, con 4 variantes que van desde los 120 de la versión de acceso al modelo a los 195 CV del Biturbo. La oferta gasolina, por su parte, la componen el 1.4 Turbo de 140 CV, el 2.0 Turbo de 250 CV y la mecánica 2.8 V6 Turbo que entrega 325 CV en el Opel Insignia OPC. Dependiendo de la motorización, se puede elegir entre cambio manual o automático, así como tracción delantera o 4×4.

Opel Insignia Country Tourer ©Opel

Opel Insignia Country Tourer ©Opel

Opel Insignia OPC Sports Tourer ©Opel

Opel Insignia OPC Sports Tourer ©Opel

Los principales cambios que se pueden encontrar en el Opel Insignia se encuentran, sin embargo, en el habitáculo, especialmente en un salpicadero en el que se han esmerado para simplificar su diseño. Habrá que ver, en cualquier caso, si su manejo es igualmente sencillo, porque Opel asegura que los sistemas de infotenimiento, en el que se destaca la tecnología Intellilink para conectar smartphones, se pueden gobernar de 4 formas distintas, incluido un pad táctil a modo de ordenador portátil…

Los precios del nuevo Opel Insignia van desde los 20.875 euros del 2.0 CDTi de 120 CV con acabado Expression en las carrocerías de 4 y 5 puertas, a los 46.050 euros del OPC Sports Tourer.

 

Sé el primero en comentar