Ligereza y eficiencia para el nuevo Audi TT

Puntúa este post

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368516.jpg

©Audi

Ingolstadt (Alemania).- Los retoques estéticos exteriores e interiores del nuevo TT presentado por Audi van acompañados de una importante dieta de adelgazamiento gracias al empleo masivo del aluminio en la construcción del chasis y la presencia de un nuevo propulsor de 2.0 litros TFSI y 211 CV que reemplaza tanto al anterior 2.0 TFSI de 200 CV como al 3.2 FSI.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368529.jpg

©Audi

Las modificaciones estéticas que afectan principalmente al frontal y la parte trasera del vehículo han resultado en un aumento de 20 mm en la longitud de las dos versiones del deportivo, que ahora llega a los 4,18 m. La anchura de 1,84 m y la altura de 1.352 mm en el caso del Coupé y 1.357 mm en el Roadster se mantiene invariable.

Para ambas versiones se podrá elegir entre tres motores de cuatro cilindros con turbo, sobrealimentación e inyección directa de combustible. Las dos motorizaciones de gasolina TFSI y el motor TDI han visto reducidos sus valores de consumo hasta en un 14%, y todos los propulsores se han combinado con un sistema de recuperación de energía de deceleración y marcha por inercia.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368502.jpg

©Audi

Con todo, la principal novedad en cuanto a propulsores es la presencia del 2.0 TFSI de 211 CV, que podrá acoplarse opcionalmente al cambio S tronic de seis velocidades y a la tracción integral permanente quattro. Este motor está equipado con el sistema de alzado variable de las válvulas de escape Audi Valvelift AVS y consume 6,6 l/100 km en ciclo combinado por unas emisiones de CO2 de 154 gr/km, lo que supone 1,1 l/100 km menos que su predecesor.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368515.jpg

©Audi

Junto con el 2.0 TFSI, la gama de motores del TT ofrece otros dos motores de cuatro cilindros. El 1.8 TFSI, disponible únicamente con cambio manual de seis marchas y tracción delantera, entrega 160 CV y 250 Nm de par máximo con un consumo de 6,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 149 g/km. El TT 2.0 TDI, por su parte, se conforma con 5,3 l/100 km, lo que se traduce en unas emisiones de CO2 de 139 g/km. Esta versión se asociará de serie con la caja de cambios manual y la tracción permanente quattro.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368517.jpg

©Audi

Por último, se encuentran las versiones TTS y TT RS, tanto en versión Coupé como Roadster. El Audi TTS monta un renovado motor 2.0 TFSI que entrega 272 CV y 350 Nm de par motor, mientras que la versión más radical de la gama extrae una potencia de 340 CV y un par máximo de 450 Nm del propulsor de 2.5 litros y cinco cilindros.

Todas las variantes están asociadas de serie a un cambio manual de seis velocidades. En cuanto a la tracción integral permanente quattro, el embrague multidisco de accionamiento hidráulico y control electrónico se ha montado en el eje trasero para conseguir un mejor reparto del peso. En condiciones de marcha normales, envía la fuerza del motor principalmente a las ruedas delanteras, aunque es capaz de redirigirlas al 100% al eje trasero en un espacio de tiempo extremadamente corto.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368503.jpg

©Audi

Audi también ofrece el sistema de amortiguación Audi Magnetic Ride de regulación electrónica para todas las variantes del TT y el botón Sport, que permite variar en dos niveles la línea característica del pedal del acelerador con el cambio manual, la respuesta de la servodirección y la sonoridad del motor.

Un factor clave para mejorar la eficiencia del nuevo Audi TT ha sido la fabricación de su carrocería según el método Audi Space Frame ASF de construcción híbrida. Desde el frontal del vehículo hasta el pilar B se ha aplicado aluminio ligero, mientras que la parte trasera del vehículo se ha construido en chapa de acero.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368504.jpg

©Audi

Esta combinación ha permitido un óptimo reparto de masas además de aligerar el conjunto. El Audi TT 1.8 TFSI pesa ahora 1.240 kg. La estructura de la carrocería Coupé se queda en 206 kg, mientras que el TT Roadster, a pesar sus refuerzos estructurales, la proporción de peso de ambos materiales es del 58% y el 42% respectivamente.

ligereza-eficiencia-nuevo-audi-tt-12707368528.jpg

©Audi

La clásica capota de lona del TT Roadster completa la filosofía de construcción ligera de Audi. Para la versión descapotable, la firma de los cuatro aros ofrece el techo blando en dos variantes. En la modalidad manual, de serie solo para el motor 1.8 TFSI, un cierre central sirve para abrirlo y cerrarlo. La capota completamente automática es de serie en el resto de motorizaciones y cuenta con un accionamiento electrohidráulico capaz de abrirla en 12 segundos y una capa acústica adicional que mejora el aislamiento acústico y térmico.

También la oferta de colores para la carrocería se ha ampliado con cuatro nuevos acabados de efecto metálico. Para el paquete S line se ofrece adicionalmente el Gris Daytona efecto perla. Los renovados Audi TT Coupé y TT Roadster llegarán al mercado el próximo julio, con mínimas variaciones de precio respecto la gama actual. El Audi TT 1.8 TFSI estará disponible desde unos 32.000 €.

Sé el primero en comentar