El Mitsubishi Lancer, disponible con el diésel 200 DI-D de 150 CV

©Mitsubishi

Uno de los puntos fuertes de la ofensiva anti-Qashqai que supuso la llegada del Mitsubishi ASX era su motor diésel 1.8 DI-D de 150 CV, y por lo tanto era solo cuestión de tiempo que se acabara extendiendo al resto de la gama. El siguiente modelo en incorporarlo ha sido el Lancer, que reafirma así una oferta de motorizaciones algo escasa.

©Mitsubishi

El 200 DI-D de 150 CV es un 7% más potente que el motor al que sustituye, y a su vez un 10% más limpio. También en suavidad y confort de marcha se ha producido un salto importante, ya que no solo se ha reducido la sonoridad, sino que las vibraciones son perceptiblemente menores.

©Mitsubishi

Buena parte de responsabilidad recae en el sistema MIVEC de control electrónico de alzado variable de las válvulas, con el que es posible bajar el ratio de compresión e incrementar la suavidad. Los 150 CV se entragan a 4.000 rpm y el par motor de 300 Nm está disponible entre las 2.000 rpm y las 3.000 rpm. Los niveles oficiales de consumo se han situado en los 5,6 l/100 km.

©Mitsubishi

La gama Lancer 200 DI-D se ofrece en dos tipos de carrocería, Sportback de 5 puertas y el sedán, que por dimensiones se sitúan a cabaloo de los segmentos C y D. En cuanto al equipamiento, ambas versiones de carrocería se ofrecen en un único acabado Motion, el más demandado por la clientela. La llegada del nuevo propulsor también ha permitido incorporar otras mejoras como el indicador de cambio de marcha en modo de conducción eficiente o el puerto USB alojado en el interior del reposabrazos delantero.

Mitsubishi Lancer 200 DI-D Motion25.470 €*
Mitsubishi Lancer Sportback 200 DI-D Motion24.630 €*

*Durante julio de 2011 hay un descuento de lanzamiento de 3.000 €.

Sé el primero en comentar