Los coches del Dakar 2013

Los tiempos en los que dos o como mucho tres grandes equipos optaban al triunfo final en el Dakar han pasado. Tras la carrera de 2012, en la que la escudería X-Raid se había convertido en el referente a batir después de la renuncia de Volkswagen a competir, se hacía necesario un cambio que siguiera haciendo interesante la participación a grandes estructuras profesionales y que, a la vez, permitiera a los equipos más pequeños tener ciertas opciones aunque fuera en determinadas etapas.

©Wevers Sport

Así pues, lo más sencillo era limitar lo que suele incrementar más notablemente el presupuesto: el desarrollo del motor. A partir del Dakar 2013 (y en 2014 y 2015) los coches del Grupo T1 (todoterreno modificados) sólo podrán utilizar motores homologables en Grupo N (de estricta serie), Grupo A (que se hayan producido al menos 2.500 en todo un año), GT o T2.

Esto significa que el bloque, cigüeñal, bielas, pistones, la distribución y la culata deben permanecer invariados, aunque se permiten modificaciones en bloque y culata para la instalación de la caja de cambios, accesorios y silenblocks.

©Red Bull

Se admite un bloque diferente al original, siempre y cuando sea producido por el mismo constructor, mientras que el motor de arranque también puede ser diferente, pero siempre de serie. El volante de inercia, colectores de admisión y escape, alternador y las bujías (en el caso de los gasolina) son libres, lo mismo que la mariposa de admisión, siempre que su diámetro no supere el de la del motor estándar.

En el caso de los turbodiésel, cuyo único ejemplo puntero es el Mini Countryman All4 Racing, se han prohibido los filtros de partículas y, si es de geometría fija, el turbo original puede sustituirse por cualquiera homologable para las categorías mencionadas anteriormente. Los de geometría variable, en cambio, podrán ser de otros modelos diferentes al original, siempre que provengan de la misma marca.

Todo ello no impide, no obstante, competir con un coche del Grupo T1 equipado con un motor prototipo a aquellos pilotos que no son considerados “Élite” por la A.S.O.

Restricciones de las bridas en la admisión

GASOLINA

Diámetro (mm)

Prototipo34
Serie (2 o 4 válvulas)36
>5400cc 4×4 FIA / Marca36
4×2 FIA39
>5400 4×2 Marca37,2
DIÉSEL
Prototipo36
Turbo de serie de geometría fija39
Turbo de serie de geometría variable38

 

Otro aspecto especialmente regulado es el de los neumáticos, que sólo pueden contar con sistema de inflado/desinflado en los 4×2 (es decir, los buggies fundamentalmente). Los pilotos Élite que participen con coches con tracción 4×4 sólo podrán utilizar un mismo tipo de neumático (dibujo y dimensiones) durante toda la carrera, mientras que los T1 de dos ruedas motrices deberán montar neumáticos de un catálogo comercial.

Aquí te mostramos los principales coches que tomarán la salida la salida en Lima el 5 de enero de 2013.

X-Raid Mini Countryman All4 Racing:El rival a batir volverá a ser el Mini Countryman All4 Racing del equipo X-Raid, con Stéphane Peterhansel y Nani Roma a la cabeza de un ejército de 7 coches.
Buggy Qatar Red Bull Rally Team: Nasser Al-Attiyah se empeñó en tener un coche a medida, y encargó al preparador americano dos buggies para correr el Dakar, uno para él y otro para seducir a Carlos Sainz.
©Red Bull
Imperial Toyota Hilux: Giniel de Villiers y Dirk von Zitzewitz repiten con un Toyota Hilux que, tras la tercera posición lograda en 2012, ya puede considerarse uno de los favoritos.
©Toyota Imperial South Africa
Dakar Hummer Robby Gordon: Sin duda, el Dakar es otra cosa desde que el maestro del espectáculo Robby Gordon aterrizó en la prueba con su mastodóntico y rapidísimo Hummer.
©Speed Energy
Buggy Juke Dessoude: Peculiar interpretación buggy del Nissan Juke la que ha preparado el equipo francés para este Dakar, acostumbrado a recurrir al banco de órganos de la firma japonesa.
©Dessoude
Buggy SMG: El díscolo Guerlain Chicherit vuelve a la carga tras un año sabático, pero esta vez a los mandos de uno de los buggies del equipo SMG, uno de los fijos del Dakar.
©SMG
Henry Racing HRX-Ford: Sólo el esfuerzo realizado por Wevers Sport para introducir en el vano delantero del Mitsubishi Racing Lancer el motor V8 del Ford Mustang ya le da derecho a rebautizar al descastado todoterreno japonés.
©Wevers Sport

 

 

 

Sé el primero en comentar