Audi retoca el Q5

Puntúa este post

 

©Audi

El nuevo Audi Q5 se ofrecerá con tres variantes diésel TDI, dos de las cuales parten de la base del 2.0 TDI de cuatro cilindros, de 143 (el único disponible con tracción delantera y quattro) y 177 CV, mientras que por encima se coloca el V6 TDI de 3,0 litros, que rinde 245 CV y monta de serie la caja de cambios S tronic de 7 relaciones.

©Audi

La oferta de gasolina la comprenden una nueva variante del conocido bloque 2.0 TFSI, que ahora gracias a diversas modificaciones en el sistema de gestión de las válvulas, en la gestión térmica, en la inyección, en el turbocompresor y en el escape, con el colector integrado en la culata, entrega 225 CV de potencia y gasta de media homologada 7,6 l/100 km, es decir, 14 CV más y medio litro menos que su predecesor. Se entrega con un cambio manual de 6 velocidades de serie, pero opcionalmente se puede solicitar con una transmisión tiptronic (con convertidor de par) de 8 marchas.

©Audi

Este cambio es el que monta de serie el nuevo tope de la gama, el V6 3.0 TFSI, que cambia la cilindrada del anterior 3.2 FSI atmosférico por la sobrealimentación de un compresor, con lo que alcanza 272 CV (apenas un par de caballos más) pero gana claramente en entrega de par, 400 Nm contra los 330 Nm del anterior. El consumo también sale favorecido, con una media de 8,5 l/100 km, 0,8 l/100 km menos.

©Audi

Todos los motores montan de serie el sistema start-stop, incluido el Audi Q5 hybrid quattro, que mantiene intacta la configuración de motor de gasolina 2.0 TFSI de 211 CV más otro eléctrico de 54 CV montado en el lugar del convertidor de par de la caja de cambios tiptronic de 8 velocidades. El conjunto eroga una potencia máxima de 25 CV y 480 Nm, a cambio de un consumo medio 6,9 l/100 km.

©Audi

Aunque el SUV medio de Audi mantiene el mismo esquema de suspensiones con eje delantero de 5 brazos y brazos trapezoidales para el posterior, se han redefinido los tarados de muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras para mejorar el confort. También se ha montado una nueva dirección de asistencia electromecánica variable en función de la velocidad que, además, al contrario de las hidráulicas convencionales, no consume energía cuando se circula en línea recta.

En cuanto a las novedades de equipamiento, Audi destaca la incorporación del detector de fatiga con recomendación de reposo de serie en todas las versiones, o la importancia del control de crucero adaptativo para los sistemas de asistencia a la conducción opcionales. Entre los equipos de entretenimiento, el sistema de sonido Bang & Olufsen y el navegador con disco duro, DVD y pantalla a color representan lo más selecto de la lista de opciones.

Sé el primero en comentar