Audi A6 y A7 Sportback V6 BiTDI: downsizing de altos vuelos

Rate this post
©Audi

¿Alguien pensaba que el famoso downsizing afectaba sólo a los turbodiésel de 1,6 litros? El que lo creyera, que se vaya olvidando, porque desde hace tiempo Audi nos viene avisando de que los tiempos de las grandes cilindradas tienen fecha de caducidad.

 Audi A6 Avant ©Audi

Si hace unos meses tuvo lugar la renovación de la gama S5, en la que se estandarizó el bloque 3.0 V6 TFSI de 333 CV, ahora le ha llegado el turno a la familia superior, la del Audi A6, A6 y A7 Sportback (alias coupé de cuatro puertas), que estrenan un nuevo motor 3.0 TDI.

A las siglas que cambiaron el mundo del automóvil en los noventa les han añadido un “Bi” que hace referencia a la incorporación de dos turbocompresores refrigerados por agua y conectados en serie a través de una válvula accionada por depresión.

Audi A6 ©Audi

El primero de ellos, más pequeño y de geometría variable, empuja los pistones a bajo régimen, hasta alcanzar las 2.500 rpm. En ese momento, la válvula se va abriendo progresivamente para permitir la entrada en funcionamiento del turbo más gordo hasta que, llegadas las 3.500-4.000 vueltas, es este último únicamente el que sopla hasta que el motor dice basta, que en este caso es en unas sorprendentes 5.200 rpm. Es el primer turbo, sin embargo, el principal responsable de que el par motor alcance los 650 Nm y se mantenga constante entre las 1.450 y las 2.800 rpm.

Para soportar el incremento del potencial, el bloque motor se ha fabricado con tecnologías como el bruñido con puente tensor y el mecanizado mediante láser, y se ha modificado la refrigeración de las culatas y los pistones.

La incorporación de dispositivos para el ahorro de combustible son ya prácticamente inexcusables en cualquier motor moderno, y este 3.0 BiTDI cuenta con su correspondiente gestión térmica inteligente, sistema de recuperación de energía y función Start&Stop.

Audi A7 Sportback ©Audi

En cuanto a la transmisión de la potencia, en las tres carrocerías se ha confiado a una caja de cambios automática tiptronic de 8 relaciones con levas en el volante de serie, la cual envía el par a las cuatro ruedas. Se trata de la tracción total quattro propia de la marca, en esta ocasión configurada con un diferencial central de corona, sistema Torque vectoring de gestión de par individual para cada rueda y, opcionalmente, un diferencial trasero deportivo.

©Audi

La combinación resultante ofrece unas aceleraciones que superan por poco los 5 segundos en el ejercicio del 0 a 100 km/h en los tres modelos, mientras que la velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 250 km/h. También resulta llamativa su autonomía, porque con 75 litros de combustible puede recorrer 1.200 km sin repostar.

Tanto el Audi A6 3.0 BiTDI quattro tiptronic como la variante familiar están ya disponibles por 59.990 euros y 62.550 euros respectivamente. Durante las próximas semanas llegará el A7 Sportback, que costará 69.150 euros.

Sé el primero en comentar