Peugeot culmina una evolución de décadas

Puntúa este post

Gaby Esono – El pequeño Peugeot 206, todavía en activo (reconvertido, como 206+, en la alternativa low cost al Peugeot 207), fue el modelo que tuvo la difícil misión de sustituir al 205, modelo que permitió reflotar una compañía que a principios de los años ’80 estaba en franca decadencia.

Peugeot 206 CC ©Peugeot

Peugeot 206 CC ©Peugeot

Desde aquel momento, la firma del león se dedicó durante muchos años a producir modelos estándar, muy convencionales en lo que se refiere a sus formas, para asegurar un elevado volumen de ventas que permitiera asegurar su permanencia en el mercado. Automóviles como el Peugeot 309, el 405 o posteriormente el lujoso 605 obtuvieron junto con el 205 una difusión suficiente, y permitieron al fabricante francés sentar las bases para crear modelos más específicos y arriesgados.

Antes de dar ese paso, sin embargo, el catálogo de Peugeot durante la década de los ’90 todavía estuvo compuesto por modelos de talante tradicional. La nomenclatura de la mayoría de ellos acababa en 6: 106, 306 y 406. La gran variedad de carrocerías que ofreció el compacto, con variantes descapotable, break y sedán, y la creación del 406 en formato coupé que fabricaba Pininfarina, ya daban a entender que los responsables del Grupo PSA tenían en mente una ampliación de posibilidades en su oferta.

Dicha ampliación se vio confirmada con el lanzamiento del 206 en 1998. Sustituto del salvador y longevo 205, la acertada combinación entre las agresivas formas de su frontal y su peculiar trasera eliminaron de raíz el talante conservador que hasta entonces solía caracterizar las creaciones de Peugeot. Si bien las ventas de sus versiones de 3 y 5 puertas definen el éxito de este modelo, fue el 206 CC, el primer coupé-cabrio accesible del mercado, el que mostró que las cosas estaban cambiando en los despachos de la marca parisina.

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562701429.jpg

Peugeot 309 ©Peugeot

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562711430.jpg

Peugeot 405 Mi16 ©Peugeot

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562711433.jpg

Peugeot 605 ©Peugeot

Ya entrados en el siglo XXI, la gama Peugeot se está enriqueciendo cada vez con una mayor diversidad de posibilidades. Para destacar este hecho, los responsables de marketing de la marca han abierto las denominaciones de los coches con el doble 0 entre las cifras que determinan el segmento y la generación. Con ello definen su oferta de modelos pensados para satisfacer las necesidades de una clientela que prioriza las necesidades de movilidad de la familia.

El automóvil que abrió la nueva etapa de Peugeot fue el 1007, un pequeño monovolumen urbano con puertas correderas laterales, rival directo del smart fortwo que, sin embargo, no está consiguiendo el volumen de ventas esperado. El siguiente en llegar fue el 4007, apuesta del Grupo PSA (Citroën ofrece un clónico al que llama C-Crosser) en colaboración con el especialista en todoterrenos Mitsubishi para introducirse en el segmento de los SUV.

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562711436.jpg

Peugeot 1007 ©Peugeot

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562711439.jpg

Peugeot 3008 ©Peugeot

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562721440.jpg

Peugeot 4007 ©Peugeot

El 3008 es un crossover de tracción delantera que supone la primera aparición de Peugeot en dicho segmento, liderado por el Nissan Qashqai, que sin embargo no pierde de vista el de los monovolúmenes compactos. Este Peugeot servirá además de base para la llegada del primer híbrido que combinará un motor diésel con la propulsión eléctrica. De mayor tamaño es el 5008, con capacidad para 7 plazas que comparte plataforma con el Citroën C4 Grand Picasso.

peugeot-culmina-evolucion-decadas-12634562721442.jpg

Peugeot 5008 ©Peugeot

Aunque la mayoría de estos modelos tienen ciertos rasgos distintivos que pueden suponer un valor añadido respecto a la competencia, sin duda la novedad que se espera con más expectación en el mundo del motor es el recientemente anunciado Peugeot RCZ. Que carezca de números en su denominación ya es toda una novedad en la marca, aunque lo que realmente ha de llamar la atención es la forma de su carrocería coupé 2+2, con un techo panorámico de cristal que promete hacer de él un coche único en el mundo, frente a los atractivos Volkswagen Scirocco y Audi TT. Habrá que esperar a Francfort para poder verlo en vivo.

Sé el primero en comentar