Prueba Peugeot 5008 2.0 HDi 150 Sport Pack: alegría numerosa

Rate this post
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530608710.jpg
©Cochesafondo

Prueba realizada por Gabriel Esono

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones pero, por si eres un recién llegado a Cochesafondo.com, lo diremos una vez más: Peugeot es hoy una marca diferente a la que era ayer.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530608914.jpg
©Cochesafondo

La llegada del doble cero al catálogo de la firma del león marcó un punto de inflexión que parece culminar con este 5008, a la espera de un eventual sustituto del monovolumen grande, el veterano 807.

Entre los constructores generalistas europeos, Peugeot ha sido prácticamente el último en desarrollar un modelo con carrocería monocuerpo de talante familiar. Como siempre pasa con estas cosas, eso implica que han dado margen a sus rivales para hacerse un hueco en el mercado.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060846.jpg
©Cochesafondo

Renault, por ejemplo, lleva ya tres generaciones de su Scénic y dentro del mismo grupo PSA, Citroën tiene en cartera el Xsara Picasso, reconvertido en low cost, además de los C4 Picasso y C4 Grand Picasso.

Éste último es, de hecho, el acertado punto de partida para el Peugeot 5008, que aprovecha las sinergias con su marca hermana para ofrecer un coche con identidad propia, a pesar de compartir numerosos elementos con el familiar de los galones.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060869.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530608812.jpg
©Cochesafondo

Dentro de la oferta de Peugeot, el 5008 se coloca un punto por encima del peculiar 3008, que tuvimos ocasión de probar, gracias entre otras cosas a la opción de llevar a siete ocupantes.

Esta característica, que en el segmento de los monovolúmenes compactos estrenó el primer Opel Zafira, coloca al último de los Peugeot familiares en la misma posición de modelos como el Mazda5, el Volkswagen Touran o el inminente Ford Grand C-Max. El Toyota Verso también entra en esta lista, aunque con siete ocupantes sólo tendremos espacio para las toallas.

Ahora bien, si lo que nos interesa es más un maletero inmenso que la posibilidad de cargar con nuestros queridos suegros en las normalmente diminutas plazas de la tercera fila, entonces el SEAT Altea XL se suma a la compleja ecuación.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060844.jpg
©Cochesafondo

Más allá de los valores familiares, está la cuestión de las prestaciones. Aunque se supone que la mayor parte de los kilómetros recorridos serán a ritmo tranquilo, contar con un motor capaz supone una tranquilidad extra, tanto para abordar puertos de montaña a plena carga, como para no tener que preocuparte por los transportistas echándote ráfagas en las autovías.

Los 150 CV del motor HDi, deberían ser suficiente. Pero no adelantemos acontecimientos…

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064885.jpg
©Cochesafondo

Tampoco se puede dejar para más tarde la incertidumbre: esta variante del 2.0 HDi cumple sobradamente con su cometido.

Desde sus primeras versiones, el bloque diésel de inyección directa common-rail del grupo PSA Peugeot-Citroën ha sido reconocido por su suavidad, así como por un sonido relativamente contenido para tratarse de un motor alimentado por gasoil.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064884.jpg
©Cochesafondo

En esta ocasión, además, gracias a las modificaciones realizadas hace un año, este 2.0 con 150 CV ofrece un algo más del que carecía el anterior 2.0 HDi de 136 CV, que disfrazaba de suavidad una cierta falta de carácter que sí habíamos visto en motores similares.

Gracias a esta evolución, Peugeot ha conseguido que la elección entre una conducción sosegada o más dinámica sea más nuestra que del coche. El nuevo turbo de geometría variable, firmado por Honeywell, es más pequeño, pero está tarado a 1,7 bares de presión en lugar de 1,3 bares.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064871.jpg
©Cochesafondo

Ello permite una respuesta más inmediata y por tanto bastante más satisfactoria al acelerador, sin olvidar sin embargo que estamos llevando un monovolumen. Por mucho que pertenezca al segmento de los compactos, su amplia superficie frontal y los 1.600 kg largos de masa que acarrea su carrocería de 4,5 metros son los que son, y desde luego a lo que no anima es a hacer una conducción deportiva. Otra cosa sería que lo montaran en un 207, como ha hecho SEAT con el Ibiza FR…

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064896.jpg
©Cochesafondo

De modo que en el Peugeot 5008 el nuevo HDi cumple con holgura cualquier requerimiento racional que se le haga, aunque queramos llegar antes que Alberto Contador al Tourmalet con la familia a cuestas. Por otra parte, sus 340 Nm de par entre 2.000 y 3.000 rpm permiten ahorrarse muchos cambios de marcha, sobre todo si tenemos en cuenta que a partir de 1.250 rpm ya disponemos de 225 Nm.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060846.jpg
©Cochesafondo

En cualquier caso, si eres un enamorado de la sensación de subir y bajar marchas por tu cuenta, el nuevo cambio de 6 velocidades, con un tacto más firme pero igualmente suave, te invitará a usarlo sin miedo.

Si no eres de esos, siempre puedes recurrir a la versión de 163 CV, que monta el cambio automático Tiptronic de Porsche, aunque el capricho te saldrá por 2.050 € extras.

El aumento de potencia ha permitido a Peugeot poner las cosas en su sitio en cuanto a respuesta al acelerador, pero con la inminente entrada en vigor de la normativa antipolución EU5, no bastaba con ponerle al HDi intermedio de la gama un turbo más gordo.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060858.jpg
©Cochesafondo

La culata, de 16 válvulas y con doble árbol de levas, tapa una cámara de combustión diseñada con la tecnología ECCS (Extreme Conventional Combustion System).

A grandes rasgos, esto viene a significar una relación de compresión más baja, un diámetro de la cámara más amplio y a una reducción del efecto de remolino.

Los expertos en termodinámica dirán que esto, junto con el nuevo sistema de inyección directa common-rail de Delphi Diesel Systems (la presión de trabajo es ahora de 2.000 bares, en lugar de 1.650) con inyectores de selenoide de 8 orificios, permite un mejor aprovechamiento del combustible.

Yo prefiero con detalles más prácticos, como por ejemplo que el monovolumen compacto de Peugeot gasta muy poco.

En el catálogo han escrito unos ideales 5,8 l/100 km de consumo medio de gasóleo, que traducido a nuestra nada científica medición, ha representado unos muy razonables 7,8 l/100 km.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064908.jpg
©Cochesafondo

Personalmente, cuando toca hablar del comportamiento en un coche de talante claramente familiar como éste, me suelo encontrar en una difícil disyuntiva. Ponerse en la piel del que quiere poseer un Volkswagen Scirocco R es una cosa pero, ¿cómo se hace para pensar como alguien que tiene o podría tener una familia numerosa?

Los fabricantes tienen claro (imagino yo que lo tendrán…) a qué tipo de público se dirige un coche cuando lo están desarrollando. Por ello, es de suponer que si se diseña una carrocería capaz de llevar a 7 personas de A hasta B, la configuración del bastidor tenderá más a mimar a sus ocupantes durante el trayecto que a lograr una eficacia extrema en cada curva.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064872.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064897.jpg
©Cochesafondo

En este sentido, las últimas creaciones de la firma del león, familiares o no, parecían haber caído más en el lado suave que en el duro. Así lo percibimos en coches como el 407 SW o en las versiones diésel del 308 y el 308 SW, de modo que, igual que nos ha pasado en el ¿crossover? 3008, el Peugeot 5008 nos ha sorprendido por su buena capacidad para afrontar tramos revirados. Lo digo en plural porque no es sólo cosa mía, sino que es una sensación que ha cundido en la redacción de Cochesafondo.com.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753064909.jpg
©Cochesafondo

Insisto, se trata de un monovolumen, de modo que si te van las piruetas olvídate (además, el freno de mano es eléctrico), pero a pesar de su alto centro de gravedad y de las evidentes e inevitables inercias, no es de esos coches que a la segunda curva te obligan a levantar el pie derecho.

Y cuando digo curva, me refiero tanto a las oscuras como a las otras. Esto tiene mayor mérito incluso si tenemos en cuenta que no se ha perdido la calidad de rodadura ni la capacidad para absorber baches, condición inexcusable si quieres comerte un rosco en este poblado segmento.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632014.jpg
©Cochesafondo

Ya está bien de hablar como un conductor. Ahora ha llegado el momento de pensar en los 6 posibles acompañantes. De ellos, los primeros cuatro vivirán los desplazamientos como si estuvieran en un salón rodante.

El motor suena poco, las suspensiones son cómodas, detrás el espacio es amplio y diáfano gracias a la ausencia del túnel de transmisión y la segunda fila de asientos cuenta con tres auténticas plazas. Poco más se puede pedir en un coche repleto de pequeños y grandes detalles que hacen la vida a bordo de lo más placentera, tanto más cuanto mejor equipada esté la versión que no esté llevando.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063163.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063164.jpg
©Cochesafondo

Y eso también es mucho decir, porque las posibilidades de equipamiento lo acercan casi a un coche de lujo. Cortinillas y salidas de aire para la climatización de las plazas traseras, cristales oscurecidos, techo solar panorámico, pantallas de vídeo, etc. La lista llega más lejos, pero esto permite hacerse una idea de la cantidad y calidad de equipamientos disponibles.

Mucho y bueno es lo que se puede ver dentro del Peugeot 5008, sin duda, pero la perfección, si existe, todavía falta un trecho para alcanzarla.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063151.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063152.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063189.jpg
©Cochesafondo

Y como los milagros se cotizan muy caros, para conseguir que las 7 plazas estén en igualdad de condiciones, sintiéndolo mucho hay que dirigirse a un concesionario de Mercedes-Benz y buscar su coche más grande, el exclusivo y caro «multitodo» Clase R. Si es tu objetivo, ya no hace falta que sigas leyendo.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063177.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063188.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632012.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063175.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753063176.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530631910.jpg
©Cochesafondo

Con esto quiero decir que, en el 5008, los dos ocupantes de la tercera fila harán mejor cogiendo el AVE si se va a ir lejos de vacaciones. Para ir del apartamento a la playa o a cenar por ahí, no habrá problema, porque el acceso a esas plazas es además muy fácil.

Por otra parte, el plegado de los asientos es muy práctico y sencillo, con lo que en cuestión de segundos se puede pasar de tener un minibus elegante a una práctica furgoneta. En resumen, todo un prodigio de versatilidad.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632115.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632013.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632116.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632217.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530632318.jpg
©Cochesafondo
peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060822.jpg
©Cochesafondo

El acabado Sport Pack que hemos probado es el más equipado de la gama del Peugeot 5008. Si a esto le sumamos el motor 2.0 HDi de 150 CV, entonces tenemos la versión con cambio manual más alta de este familiar, que sólo cuenta por encima con el automático de 163 CV.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530608811.jpg
©Cochesafondo

Los 28.050 € que cuesta ya empiezan a ser una suma importante, hasta el punto de que resulta más caro que el Peugeot 407, la berlina media-alta del fabricante galo.

Claro que, a cambio, tenemos un modelo de última generación con una habitabilidad sobresaliente y unas cualidades dinámicas muy notables para tratarse de un monovolumen.

No reniega de lo que es, pero admite un uso muy polivalente y no renuncia a ofrecer a quien lo conduce sensaciones poco habituales en su segmento.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-127530609015.jpg
©Cochesafondo

Un amigo me comentó hace unos meses que tenía que comprarse un coche. Hasta entonces había tirado sin ningún problema con su SEAT Toledo de primera generación, pero el nacimiento de sus preciosos hijos mellizos le planteaba nuevas necesidades, de esas que hoy en día sólo se resuelven con la adquisición de un monovolumen.

peugeot-5008-2-0-hdi-150-12753060857.jpg
©Cochesafondo

Los que llevamos un tiempo en esto recordamos que una de las mejores virtudes del SEAT olímpico era la caverna que tenía por maletero, de modo que me asaltó la duda inevitable: ¿Es realmente necesario que compres un coche nuevo, cuando en éste te caben sin problema todos los accesorios de los niños?, le pregunté. Tienes razón, no lo necesito, fue su respuesta, pero a mi mujer no le ha hecho ninguna gracia que le dijera que sus padres también cabrían allí cuando nos los lleváramos de vacaciones al pueblo.

Ya lo ves, comprar un coche también puede ser una cuestión de amor.

Sé el primero en comentar