Primera prueba Mercedes-Benz Clase A 2018

Mercedes Clase A 2018

Prueba y opiniones: Gaby Esono

El Mercedes-Benz Clase A es el coche más pequeño de la firma de la estrella, tal y como indica la letra que le da nombre. La que llega ahora al mercado es la cuarta generación de un modelo cuya primera entrega, presentada hace ya 20 años, se hizo famosa no por su peculiar estructura tipo sandwich, ni por ser el primer intento de Mercedes por atraer a un público más joven -con un monovolumen del segmento B…-, sino por no haber superado como debiera la prueba del alce.

Mercedes Clase A 2018

Después de aquello, la marca recuperó las unidades vendidas hasta entonces y aplicó a todos los modelos una serie de modificaciones en el bastidor (suspensiones más firmes, neumáticos más anchos…) y, sobre todo, montó de serie el ESP en todos los acabados. Esas medidas redujeron al mínimo el margen de beneficio por este coche, pero permitió a Mercedes mantener su crédito como fabricante de vehículos seguros.

Con todo ello, hasta la llegada de la tercera generación en 2012, el Mercedes Clase A nunca había cumplido realmente con el objetivo inicial. Sin que se pueda decir que las dos anteriores hubieran sido fracasos de ventas, lo cierto es que muchos de sus compradores ya eran clientes Mercedes que jubilaban su antiguo 190.

Mercedes Clase A 2018

Todo esto cambió con la llegada del Clase A tal y como lo conocemos ahora, es decir, como compacto premium de carrocería convencional de 5 puertas. Su atractivo diseño sí caló entre los usuarios de menor edad, que por fin tenían una alternativa real en los concesionarios de Mercedes-Benz a los deseados Audi A3 y BMW Serie 1 y a los exóticos Lexus CT 200h e Infiniti Q30.

Resuelto el tema de la aceptación popular, la firma alemana ha acelerado un poco más de lo habitual el recambio de este modelo. Pese a que su figura y planteamiento siguen siendo plenamente vigentes, a la hora de desarrollar la gama de carrocerías que parten de esta nueva plataforma la marca ha optado por empezar en esta ocasión por este modelo que, podría decirse, fue el que realmente demostró que algo estaba cambiando en Mercedes.

El nuevo Mercedes-Benz Clase A es, sobre todo, eso mismo: un coche completamente nuevo.

Es cierto que el diseño de la carrocería sigue una línea indisimuladamente continuista, como suele suceder con cualquier modelo que ha dado buen resultado. Sin embargo, este Clase A 2018 cuenta con una distancia entre ejes 30 mm más larga y una longitud total de 4.419 mm, 120 mm más que su predecesor. También gana 16 mm en anchura y 6 mm en altura, aunque la impresión al verlo en directo es de que tiene una línea más baja y estilizada.

Mercedes Clase A 2018

Esto ha permitido diseñar un habitáculo en el que se gana espacio en algunas de las cotas principales, como en el espacio para los hombros (+9 mm delante y +22 mm detrás), para los codos (+35 delante y +36 mm detrás) y altura (+7 mm delante y +8 mm detrás).

De ello se deduce que las plazas traseras han sido tratadas con más cariño (de hecho, las laterales cuentan con asideros en el montante superior, accesorio que se ha obviado en las plazas delanteras) y se ha mejorado su acceso. De paso se ha diseñado un maletero más amplio y aprovechable, con un volumen de 370 litros (29 litros más capaz) y con una boca de carga también mayor, consecuencia de haber dividido los pilotos traseros, que ahora se prolongan en el portón.

Mercedes Clase A 2018

Otra de las novedades del bastidor tiene que ver con las suspensiones. Mercedes también ha prescindido del esquema multibrazo de serie para el eje trasero del Clase A (excepto en el A 250 de 224 CV y cambio 7G-Tronic que llegará tras el verano). En su lugar, se ha montado un brazo de torsión, más sencillo y económico pero suficientemente eficaz, entre otras cosas gracias a que en las unidades que lleguen a España se ha preferido montar de fábrica unos muelles y amortiguadores de tarados más enérgicos, lo que le da un carácter muy dinámico y para nada incómodo. En cualquier caso, los que quieran hilar fino podrán equipar el multibrazo en cualquier mecánica solicitando la suspensión pilotada opcional, disponible desde 1.370,68 €.

Mercedes Clase A 2018

La oferta de motores inicial la componen el Clase A 200 de gasolina y el diésel Clase A 180d. Ambas mecánicas forman parte del acuerdo de colaboración del Grupo Daimler con la Alianza Renault-Nissan, aunque en esta ocasión desde Mercedes insisten en que ellos han llevado la voz cantante en el desarrollo del nuevo propulsor 1.3 turbo de gasolina, que se produce en su planta de Kölleda (Alemania).

Mercedes Clase A 2018

Este motor fue el que tuve ocasión de probar y su rendimiento es el propio de un bloque de este tipo, con baja cilindrada y alta potencia obtenida gracias a la sobrealimentación. La consecuencia de esta combinación es que, si se circula a velocidades sostenidas, sean bajas, medias o por encima de lo permitido, la sensación es de suficiencia. En apariencia permite mantener cualquier tipo de crucero sin mayor esfuerzo, con baja sonoridad y consumos contenidos.

Mercedes Clase A 2018

Ahora bien, en cuanto nos salimos de las plácidas vías rápidas para meternos en rutas más reviradas, entonces el escaso desplazamiento condiciona las prestaciones y obliga a hacer un uso más intensivo de la caja de cambios y revolucionar mucho el motor para sacarle jugo, y entonces los consumos se elevan más de lo esperado. El cambio 7G-Tronic de doble embrague, tal y como suele suceder en estos casos, es rápido, suave y también conservador cuando internamos exprimir el motor un poco.

Si con la tercera generación del Mercedes-Benz Clase A la marca puso las cosas en su sitio en el segmento de los compactos, por diseño exterior e interior, esta cuarta entrega diría que se va a convertir en referencia para el resto gracias al sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience).

Mercedes Clase A 2018

Bajo estas siglas, se esconde el sistema de conectividad más avanzado que he tenido ocasión de probar hasta ahora. En apariencia, cualquier diría que hace como en muchos otros coches, en los que el conductor puede ordenar con la voz muchas de las funciones más habituales, como la navegación, el climatizador o el sistema de sonido.

Mercedes Clase A 2018

El encanto del MBUX es que, sea por magia o sea por el uso de inteligencia artificial, basta decir “tengo frío” para que automáticamente suba la temperatura. O le puedes pedir que te lleve al club de golf más cercano y no tiene problema en encontrar el camino por ti. Aprende del usuario y se adapta a sus preferencias. Y para ello no hace falta hablarle como si fueras un robot. Basta con pronunciar “Hey Mercedes” con voz natural y comienza lo que es, esta vez, sí, una nueva experiencia en la interacción entre el coche y el conductor.

Mercedes Clase A 2018

Para hacer que todo esto impresione de verdad, la marca ha desarrollado una interfaz con dos pantallas. Se han desarrollado tres posibilidades: con dos visualizadores de 7 pulgadas (17,78 cm); un visualizador de 7 y otro de 10,25 pulgadas (26 cm); y la tercera, con dos visualizadores de 10,25 pulgadas. Ni que decir tiene que esta última es la más espectacular, con dos pantallas de alta resolución y gráficos tridimensionales, una de las cuales es táctil, por primera vez en Mercedes.

De ese modo, se pueden controlar multitud de funciones tanto desde ese mismo display central, desde el panel táctil de la consola central o desde los botones (también de control táctil, aunque de manejo no tan intuitivo como los otros) en el volante. La disponibilidad del Head-up-Display es otra de las carencias que solventa este Clase A respecto a sus predecesores.

Mercedes Clase A 2018

 Versiones Mercedes-Benz Clase A A 200 aut. A 200 A 180 d
Cambio 7G-DCT manual de 6 vel. 7G-DCT
Cilindrada (cm³) 1.332 1.332 1.461
Potencia en kW/CV a rpm 120/163 a 5.500 120/163 a 5.500 85/116 a 4.000
Par motor máximo (Nm) a rpm 250 a 1.620 250 a 1.620 260 a

1.750-2.500

Consumo medio (l/100 km) 5,6-5,2 6,3-5,8 4,5-4,1
Emisiones de CO2 (g/km) 128-120 144-133 118-108
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,0 8,2 10,5
Velocidad máxima (km/h) 225 225 202
Precio desde (euros) 33.650 31.400 32.700
Medidas Mercedes-Benz Clase A 2018
Longitud 4.419 mm
Anchura 1.796 mm
Altura 1.440 mm
Distancia entre ejes 2.729 mm

Sé el primero en comentar