Nuevo SEAT León: reformulación del concepto

Rate this post
©SEAT

Ya están disponibles las primeras imágenes y el vídeo del nuevo SEAT León, tercera generación del modelo que permitió a la marca recuperar un cierto status en el segmento más competido.

©SEAT

Para esta edición, la firma de Martorell ha usado el lenguaje de diseño conocido en sus últimas creaciones, como es el caso del SEAT Mii o el restyling del SEAT Ibiza, con cuyo frontal mantiene una cercanía estética evidente.

Mayor personalidad propia guarda la zaga con los pilotos en forma de cuña, que en cualquier caso se identifica claramente como un SEAT de nueva generación y que, como el frontal, estrena el nuevo logo de la marca.

©SEAT

La vista lateral, en la que vuelve a verse la “línea dinámica”, prescinde en cambio del tirador de puerta camuflado, probablemente para separar su perfil del de la carrocería de tres puertas que llegará más adelante, aunque sí conserva la idea del tercer cristal, a continuación de la puerta trasera, que aligera estéticamente el grueso montante C.

La longitud, de 4,26 metros, se ha visto recortada en 6 cm respecto a su predecesor. La marca asegura, sin embargo, que se ha ganado en espacio para los ocupantes, sobre todo los de las plazas traseras, y en volumen de carga que sube hasta los muy destacables 380 litros (40 litros más que el anterior, pero aún lejos de los 420 litros del Citroën C4), gracias al alargamiento en casi 6 centímetros de la batalla y a que se ha posicionado el eje delantero 40 mm más adelantado.

©SEAT

A principios de este año, SEAT decidió cambiar el lema ‘Autoemoción’ por el de ‘Enjoyneering’, una forma de decir que además de una vocación más internacional, sus productos se iban a caracterizar por el placer de conducción y avanzada tecnología, más o menos. Con el SEAT León esto se ha plasmado, por ejemplo, con la incorporación de faros LED integrales, o con la utilización de determinadas técnicas de construcción y materiales ligeros que han permitido reducir el peso de la carrocería en 90 kg.

©SEAT

Sin duda esto va a permitir que los motores utilizados mejoren automáticamente sus prestaciones y consumos, hasta un 22% según la versión. De momento, SEAT ha anunciado algunas novedades en este sentido sobre bases mecánicas ya conocidas como son los TDI y TSI (todos con turbocompresor e inyección directa) que irán de los 1,2 a los 2,0 litros de cilindrada.

©SEAT

De ese modo, el bloque 1.6 TDI CR de 105 CV de potencia y 250 Nm de par será, una vez más, el que podrá lucir en la zaga el logo Ecomotive en las versiones equipadas con el sistema Start/Stop y sistema recuperación de energía. Con ello, el León homologa una cifra de consumo de 3,8 l/100 km y 99 g/km de emisiones de CO2. También habrá una versión convencional de este propulsor y otra con 90 CV.

En el otro lado de la balanza en cuanto a prestaciones se encontrarán nuevas evoluciones del sempiterno 2.0 TDI CR que podrán verser por primera vez en el Grupo Volkswagen: una de 150 CV y 320 Nm, y la otra, a partir del primer trimestre de 2013, 184 CV y 380 Nm.

En gasolina, la base estará compuesta por el 1.2 TSI de 86 (para 2013) y 105 CV, mientras que el 1.4 TSI de 122 CV quedará como la opción intermedia y el 1.8 TSI será la variante más potente, con 180 CV que nos harán esperar a las versiones Cupra.

Dependiendo de la motorización, el SEAT León podrá equipar caja de cambios manual de 5 o 6 velocidades, o una DSG de doble embrague opcional de 6 o y marchas.

 

Ligero cambio de rumbo

©SEAT

 

Respecto al comportamiento, parece que SEAT se ha replanteado su posición como fabricante de uno de los mejores bastidores de su segmento. Para esta tercera generación la marca monta en el eje delantero la típica torre McPherson, pero anclada a un subchasis. En el trasero, sin embargo, se renunciará a la eficaz suspensión multibrazo en las motorizaciones de menos de 150 CV, que equiparán una barra de torsión. De esta manera se repite la estrategia de ahorro de costes llevada a cabo en el primer SEAT León, en el cual sólo los que equipaban la tracción total con diferencial Haldex contaban con un eje multilink.

©SEAT

Se consolida la nomenclatura FR como un acabado más de la gama junto con el Style y el Reference, aunque en este caso además de contar con una estética y una configuración específica del bastidor, también se podrá encontrar en el salpicadero el botón SEAT Drive Profile, que permite al conductor variar entre ‘eco’, ‘confort’ y ‘sport’ las leyes de asistencia de la dirección, entrega de potencia del motor (al estilo de lo que podemos encontrar en los Opel Insignia, Zafira y Astra) e incluso su sonido y el color de la ambientación interior, que pasa de blanco a rojo.

Otras de las novedades que se han desarrollado para el nuevo SEAT León, que estará accesible por primera vez al gran público en el Salón de París del 29 de septiembre al 14 de octubre de 2012, son diversos sistemas de asistencia a la conducción, como el detector de somnolencia, el asistente de control de carril (interviene incluso sobre la dirección) o el que activa automáticamente las luces de carretera y vuelve a las de cruce cuando detecta que viene otro vehículo de frente.

Sé el primero en comentar