Audi e-tron quattro, el futuro híbrido de Ingolstadt

Puntúa este post
audi-e-tron-quattro-futuro-hibrido-ingolstadt-13013259495.jpg

©Audi

Madrid.- El Audi A5 coupé se ha convertido en el escaparate de una nueva evolución de la tecnología eléctrica de la firma de Ingolstadt, que combinará la propulsión híbrida recargable con la tracción total quattro.

 

audi-e-tron-quattro-futuro-hibrido-ingolstadt-13013259496.jpg

©Audi

El Audi e-tron quattro, que es como han denominado a este prototipo, cuenta con un motor de gasolina 2.0 TFSI de 211 CV apoyado por otros dos motores eléctricos, uno delantero de 45 CV (33 kW) y 211 Nm y otro de 81 CV (60 kW) y 300 Nm para el eje posterior. Se trata, pues, de una arquitectura híbrida en paralelo que entrega en conjunto 314 CV de potencia máxima.

 

El motor eléctrico delantero se encuentra tras el de combustión interna, y se acopla a éste y a la caja de cambios automática de cuatro velocidades a través de un embrague en seco de control inteligente.

audi-e-tron-quattro-futuro-hibrido-ingolstadt-13013259472.jpg

©Audi

En el caso del motor trasero, se ha diseñado como una sola unidad estructural con el diferencial, al cual está conectado mediante una relación de transmisión fija. En condiciones de buena adherencia, su función se limita a la de complementar el empuje de los motores delanteros cuando se requiere una mayor aceleración y de recarga de la batería en las fases de retención. Cuando hay pérdidas de tracción, entonces el Audi e-tron cuenta con las cuatro ruedas para asegurar una motricidad óptima.

 

La batería de ión-litio que alimenta a los motores eléctricos se ha ubicado en el túnel de transmisión. Se puede recargar en apenas dos horas a través de una red doméstica de 230V y ofrece una autonomía de 40 km sin emisiones de CO2. La velocidad máxima en ese momento es de 100 km/h.

audi-e-tron-quattro-futuro-hibrido-ingolstadt-13013259484.jpg

©Audi

Si, por el contrario, lo que se quiere es conseguir una máxima potencia, entonces puntualmente los motores eléctricos pueden aportar hasta 110 CV extras, aunque a alta velocidad y en recorridos largos la mayor responsabilidad de la propulsión recae en el 2.0 TFSI.

 

Para la construcción del Audi e-tron quattro, la firma de lujo del consorcio alemán ha utilizado el aluminio en gran parte de su estructura, así como polímeros reforzados con fibra de carbono, con lo que se ha logrado una reducción del chasis en más de 100 kg, con un conjunto final de 1,6 toneladas.

Sé el primero en comentar