El Ferrari 458 Speciale, en movimiento

Puntúa este post

Ferrari desarrolló una versión del 458 Italia que decidió denominar Speciale. El tratamiento especial al que ha sometido a su mecánica 4.5 V8 (no lo olvidemos, elegido el mejor propulsor de altas prestaciones en los Engine of the Year Awards), un atmosférico de inyección directa que eroga 605 CV de potencia a 9.000 rpm y 540 Nm de par motor a 6.000 rpm, junto con el nada sutil trabajo aerodinámico (en el vídeo se encargan de que reparemos en esos detalles) y las modificaciones en el bastidor, hacen de esta berlinetta de motor central trasero una de las más radicales del panorama automovilístico actual.

Sé el primero en comentar