Prueba Opel Astra 1.3 CDTI ecoFLEX Enjoy: seguro de sí mismo

Rate this post
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224818.jpg
©Cochesafondo

Opel es una de las primeras marcas de las que tengo conciencia que han hecho de la precupación medioambiental un rasgo distintivo respecto a la competencia. Cuando la gasolina sin plomo era aún un bien escaso, la firma de General Motors fue la primera en equipar, de serie y sin posibilidad de elección, catalizador en todos sus modelos de gasolina. Un adhesivo verde en una luna trasera servía a la vez de anuncio y de recordatorio.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224511.jpg
©Cochesafondo

Corrían por aquel entonces los primeros años ’90 y la medida tuvo un importante punto de riesgo en un país como el nuestro, donde nos cuesta un poco reaccionar positivamente ante este tipo de iniciativas.

©Cochesafondo

Hoy, ningún fabricante que se precie prescinde de un anagrama que se identifique con un nivel de eficiencia bien trabajado. En Opel se denomina ecoFLEX, mientras que Volkswagen ha hecho suyo el logo BlueMotion, equivalente al Ecomotive de SEAT o al Greenline de Skoda. Renault, en lugar de crear versiones específicas, adhiere el símbolo eco2 a todos los modelos que cumplen los requisitos que la misma marca establece.

El Opel Astra 1.3 CDTI ecoFLEX sigue los cánones más básicos de la eficiencia en el automóvil, es decir, sigue a rajatabla el principio del «downsizing». Esto consiste en utilizar un motor de cilindrada reducida, si es diésel mejor, dotarlo de turbo para lograr una respuesta decente, inyección directa para conseguir un mejor aprovechamiento del combustible, y cierra el círculo con unas relaciones de cambio largas, neumáticos de baja resistencia a la rodadura y suspensión rebajada.

Ahora veremos si esto es suficiente para mantener el carácter dinámico que Opel ha intentado imprimir a la cuarta generación de su Astra.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770246820.jpg
©Cochesafondo

El Opel Astra ecoFLEX concentra en la sobriedad de su motor sus argumentos de venta respecto al resto de versiones de su gama. Se trata de un bloque pequeño, un turbodiésel de cuatro cilindros pero con apenas 1,3 litros de capacidad.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022444.jpg
©Cochesafondo

El origen de esta mecánica con inyección directa es FPT (Fiat Powertrain Technologies). Se puede decir que son los inventores del sistema common-rail, que se ha convertido prácticamente en el único utilizado en turismos alimentados por gasóleo.

Ya tuvimos ocasión de probarlo en el coqueto Fiat 500C y, a pesar de las obvias diferencias entre aquel descapotable italiano y este compacto alemán, algunas de las sensaciones que transmite esta mecánica se mantienen, aunque con matices.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022432.jpg
©Cochesafondo

La tentación sería decir que el 1.3 CDTI de 95 CV se comporta en el Opel Astra como un motor voluntarioso, pero eso sería injusto para los modelos donde realmente sí ofrece tal sensación. A pesar de tener una construcción de carrera larga y un turbo de geometría variable, que deberían compensar, al menos a bajas vueltas, su baja cilindrada, lo cierto es que en el primer tramo del cuentarrevoluciones hay poco que rascar. Opel declara un par máximo de 190 Nm entre 1.750 y 3.250 rpm, unas cifras que, en la práctica, se antojan algo justas para este modelo.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022459.jpg
©Cochesafondo

Si practicas una conducción muy tranquila en ciudad, puedes pasar desapercibido a la salida de los semáforos. Ahora bien, a poco que vivas en una zona con mucha pendiente o, más fácil, cuando tengas que salir de un aparcamiento con rampas de cierto desnivel, te verás forzado a jugar con el pedal izquierdo más de lo deseado si quieres salir airoso de la maniobra. En mi caso, más de una vez salí del garaje notando en mi nariz el sufrimiento que había hecho pasar al embrague.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022433.jpg
©Cochesafondo

Una vez lanzado en autopista, la modestia inicial desaparece en parte, ya que gracias a la culata multiválvula los 95 CV permiten mantener unos cruceros bastante razonables, sobre todo si viajamos solos y en llano.

En caso contrario, también se puede conseguir, pero entonces hay que prestar más atención al cambio de marchas, manual de 5 velocidades. Su tacto, más bien duro, es común al de los últimos Opel que hemos tenido ocasión de conducir, aunque parece más apropiado para un deportivo que para un coche que exige tomarse las cosas con calma.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022458.jpg
©Cochesafondo

Respecto a los consumos, Opel anunciaba para el Astra ecoFLEX sin el sistema Start/Stop una media de 4,1 l/100 km. Ahora que ya cuenta de serie con este dispositivo, se rebaja hasta los 3,9 l/100 km, lo que en emisiones de CO2 significa que pasa de 109 g/km a 104 g/km.

Como en nuestra unidad de pruebas el ordenador de a bordo no mostraba los datos de consumo, no te puedo decir qué ocurre en una conducción real, pero dadas las características de este propulsor, la sensación que daba es que realmente se trata de un mechero, porque en los 425 km que le hicimos, se quedó con más de la mitad de su depósito de combustible, de 56 litros de capacidad.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977022447.jpg
©Cochesafondo

Todas las unidades que habíamos probado hasta ahora de la cuarta generación del Opel Astra contaban con el chasis inteligente FlexRide. Es por ese motivo que este modelo nos había transmitido una mejora sustancial del comportamiento dinámico respecto a sus antecesores, gracias al beneficioso efecto de las suspensiones activas y sus diferentes reglajes.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224612.jpg
©Cochesafondo

El Astra ecoFLEX, como versión de acceso que es, lógicamente prescinde de este sistema y eso se nota. En aras de mejorar la aerodinámica, Opel monta en esta versión una suspensión deportiva, que rebaja la altura de la carrocería.

Los tarados de suspensión, sin embargo, parecen más pensados para proporcionar un confort de marcha elevado que un buen nivel dinámico, y en ese sentido no hay nada que reprochar, porque la absorción de las irregularidades es bueno.

Lo mismo se puede decir del tacto de la dirección, que cede parte de la precisión y falta de tacto deseables para dejar paso a una suavidad notoria, que se agradece sobre todo en trayectos urbanos.

©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224614.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224923.jpg
©Cochesafondo

La combinación de ambos elementos da como resultado un conjunto que resulta agradable de conducir si se tienen presentes las características del conjunto propulsor/cambio. De hecho, en Opel no se han andado con medias tintas con este Astra EcoFLEX, un coche que invita a recorrer muchos kilómetros del tirón a velocidades sostenidas.

Tras haberlo probado en otras dos ocasiones anteriormente, con el motor 1.6 Turbo y con el 2.0 CDTI con cambio automático, esperaba pocas sorpresas en esta versión, a pesar de ser claramente más modesta.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024707.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024708.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024709.jpg
©Cochesafondo

El nivel sonoro, al igual que hemos percibido en sus hermanos, no llega a ser molesto, pero si se intenta mantener un ritmo por encima de la media entonces las revoluciones se muestran sin recabo en el habitáculo.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024705.jpg
©Cochesafondo
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024694.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024693.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024692.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977024707.jpg
©Cochesafondo
opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-12977039741.jpg
©Cochesafondo

Pese a ello, no puede hablarse realmente de incomodidad en un coche que trata con mimo especialmente a sus ocupantes delanteros, sobre todo al conductor, que encuentra rápidamente la postura adecuada al volante.

Detrás, por el contrario, mantiene una cierta estrechez de cotas, especialmente en la de altura, debido a las formas de su carrocería.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224717.jpg
©Cochesafondo

Al equipar a su Astra ecoFLEX con el motor 1.3 CDTI (el mismo que ha elegido para los Corsa y Meriva más eficientes), Opel viste de coche ecológico lo que, en realidad, es la versión diésel más modesta de la gama de su compacto.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224819.jpg
©Cochesafondo

Prueba de ello es que, con la carrocería de 5 puertas sólo está disponible con los acabados Essentia (17.310 €) o el Enjoy (19.285 €) de nuestra unidad de pruebas. En el caso de la carrocería familiar, el Astra Sports Tourer, el acabado Enjoy cuesta 20.135 €.

Pese a ello, entre su equipamiento de serie, los Astra Enjoy incluyen elementos como control de estabilidad ESP, cuatro airbags, sensor de luz y de lluvia, retrovisor interior electrocromático, regulador de velocidad y aire acondicionado, entre otros.

Para completarlo, se puede solicitar el Pack Enjoy Confort (climatizador bizona, elevalunas traseros eléctricos y ordenador de a bordo, por 489,65 €), los faros bixenón adaptativos (879,60 €), el techo solar panorama (también 879,60 €), o el original sistema portabicicletas FlexFix (442,21 €).

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224510.jpg
©Cochesafondo

Me ha llamado mucho la atención la forma como Opel ha sabido dotar de un carácter completamente diferente al Astra ecoFLEX de las versiones Cosmo que habíamos probado hasta ahora.

Tras haberlo conducido, me puedo imaginar a un representante rodando con él jornadas enteras, algunas veces sin prisa, pero casi siempre sin pausa.

opel-astra-1-3-cdti-ecoflex-enjoy-seguro-si-mismo-129770224716.jpg
©Cochesafondo

El Opel Astra, en general, es un coche hecho pensando en el conductor, y cuenta con un punto pasional desconocido en las tres generaciones anteriores. El ecoFLEX, en cambio, es como si quisiera salirse de esta norma. Es como si intentara huir del resto del rebaño, aunque es algo que consigue a medias.

Tras conducirlo, me imagino al comercial de una PYME pidiendo un Astra para trabajar y, al otro lado de la mesa, a su jefe asintiendo con media sonrisa, pensando en las ventajas del ecoFLEX.

Sé el primero en comentar