Nuevo Opel Insignia Grand Sport: altas ambiciones

Rate this post

El nuevo Opel Insignia Grand Sport será presentado en el próximo Salón de Ginebra 2017, justo ocho años después de que su antecesor, la primera generación, fuera elegido Coche del Año en Europa 2009.

Nuevo Opel Insignia Grand Sport_01

Con el cambio de nombre, el sustituto de la familia Vectra/Signum se mostraba como algo más que un relevo generacional. El Opel Insignia era la segunda berlina del segmento D de marca generalista, tras la segunda generación del Citroën C5, que se atrevía a dar un paso en firme para plantar a los fabricantes alemanes premium. Tanto por tamaño como por presentación interior, el Insignia suponía una gran evolución respecto a su predecesor, y la marca presume con justificado orgullo de haber vendido más de 900.000 unidades de este modelo, disponible en tres carrocerías.

nuevo-opel-insignia-grand-sport

 

El apelativo Grand Sport añadido al nuevo Opel Insignia le añade un punto de glamour a este modelo, que ahora adopta una carrocería algo más larga (4.897 mm) cortada al estilo coupé y una estampa con mucho más empaque. La distancia entre ejes aumenta 92 mm, los voladizos se han acortado, las vías son 11 mm más anchas y la línea del techo, muy curvada, tiene su tope 29 mm más abajo. La habitabilidad trasera sale ganando en la mayoría de cotas, pero el maletero, de 490 litros (1.450 litros con los asientos traseros abatidos), cede 10 litros respecto a su predecesor.

Nuevo Opel Insignia Grand Sport_04

El nuevo Opel Insignia Grand Sport incorporará como opción un nuevo cambio automático de 8 velocidades, que se combinará con un novedoso sistema de tracción total con reparto vectorial del par motor. Dos embragues multidisco controlados electrónicamente reemplazan al tradicional diferencial trasero.

nuevo-opel-insignia-grand-sport-2

Para mejorar el comportamiento (y de paso la eficiencia), se ha rebajado el peso del conjunto en unos 175 kg respecto a su pesado predecesor. Además cuenta con una nueva suspensión trasera de 5 brazos y se ha evolucionado el chasis FlexRide, que adapta la dureza de los amortiguadores y la asistencia de la dirección, así como la respuesta del acelerador y el régimen de cambio en los coches automáticos, de forma independiente o a través de los modos “normal”, “sport” y “tour” seleccionables.

nuevo-opel-insignia-grand-sport-4

En cuanto a los sistemas de asistencia a la conducción, el Insignia Grans Sport dispondrá de equipamientos de última generación, como las luces LED con sistema matricial adaptativo, Head-up Display, cámara de visión 360º, control de crucero adaptativo con frenada autónoma de emergencia, asistente de mantenimiento de carril con corrección de dirección, entre otros.

 

Sé el primero en comentar