Salón de París 2014 en directo: presentación de Mercedes-Benz y smart

Puntúa este post

Aún está muy reciente la presentación del Mercedes-AMG GT. Tanto, que es inevitable pensar en este coupé, que estrena la denominación o marca ‘Mercedes-AMG’, como la estrella más reluciente del stand de la firma alemana en el Salón de París 2014. Su motor 4.0 V8 biturbo de última generación, sea en versión GT (462 CV) o en versión GT S (510 CV) promete dar muchas alegrías a quienes tengan la oportunidad de probarlo. En un nivel similar de prestaciones deberá moverse el Mercedes-AMG C 63, que por algo montará el mismo bloque (y potencias similares).

Nuevo smart fortwo 2014 ©smart

Nuevo smart fortwo 2014 ©smart

En el polo completamente opuesto se sitúa el restyling del Mercedes-Benz Clase B. El monovolumen que estrenó la plataforma de la nueva generación de modelos compactos de Mercedes recibe una actualización estética bajo la que se presentan una gama de motores diésel y gasolina más eficientes (empiezan en 3,6 l/100 km), así como sistemas de propulsión alternativos, como el Clase B 200 alimentado por gas natural o el Clase B Electric Drive.

Aunque las ventas empezaron el pasado 12 de septiembre, no llegará a los concesionarios hasta el 29 de noviembre, de forma que el Salón de París 2014 será la primera ocasión en la que el gran público tendrá acceso al nuevo modelo.

Mercedes-AMG C63 ©Mercedes

Mercedes-AMG C63 ©Mercedes

Aunque las novedades de relumbrón llevan una estrella sobre el capó, la presentación de la nueva generación de los smart fortwo y forfour supone también un importante paso para el grupo Daimler. El pequeño urbano biplaza, que por algo se llama fortwo, crece unos pocos centímetros pero mantiene intacta toda su filosofía, con su motor trasero de tres cilindros, alta eficiencia, mayor maniobrabilidad, y que ahora ha trasladado con mayor fidelidad a la segunda generación del forfour.

Ambos comparten plataforma y órganos mecánicos con el nuevo Renault Twingo -economía de escala, lo llaman- y, pese a ello, exteriormente nadie lo diría. Habrá que ver si las diferencias se mantienen también en el interior y en la conducción…

Sé el primero en comentar