Restyling para el nuevo BMW Serie 1

Puntúa este post

El BMW Serie 1 se pone al día, cuando no lleva ni cuatro años en el mercado, con un profundo restyling que viene a acallar los comentarios que provocó la estética de su segunda generación. A pesar de que la firma bávara apostó con buen criterio por dibujar una línea continuista respecto a su exitoso predecesor, lo cierto es que el esfuerzo por distinguir al nuevo modelo no contó con el beneplácito casi unánime del que sí suelen presumir otras creaciones de Múnich.

Restyling BMW Serie 1 Urban ©BMW

Restyling BMW Serie 1 Urban ©BMW

El nuevo BMW Serie 1 adopta, pues, un frontal con unos faros más planos (con tecnología LED de serie), más en línea con el resto de la familia BMW, especialmente del BMW Serie 2, atractivo derivado coupé (y cabrio) del compacto alemán.

Restyling BMW Serie 1 Urban ©BMW

Restyling BMW Serie 1 Urban ©BMW

También han modificado sensiblemente la zaga, que ya no recuerda tanto a la del primer Serie 1. La marca, en cualquier caso, prefiere pasar de puntillas por este punto y hablan sobre todo de las otras novedades que aporta este restyling, en el que lógicamente se mantiene la tracción trasera como signo distintivo de este coche, junto con la opción de tracción total xDrive en algunas versiones.

El frontal del anterior BMW Serie 1 no ha cuajado entre el público ©BMW

El frontal del anterior BMW Serie 1 no ha cuajado entre el público ©BMW

Restyling del BMW Serie 1 M Sport ©BMW

Con el restyling realizado, el BMW Serie 1 gana muchos enteros ©BMW

La zaga de la segunda generación del BMW Serie 1 recuerda mucho a la de la primera ©BMW

La zaga de la segunda generación del BMW Serie 1 recuerda mucho a la de la primera ©BMW

A nivel mecánico, destaca la incorporación del bloque de gasolina de tres cilindros y 1,5 litros de cilindrada, ya visto en la nueva generación del Mini Cooper (entra aquí para leer la prueba), pero descafeinado, porque el BMW 116i en el que va montado se contenta con 109 CV de potencia y 180 Nm de par (136 CV y 220 Nm en el Mini).

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Detalles de personalización del restyling BMW Serie 1 ©BMW

Pese a ello, no pierde ninguno de los principales argumentos tecnológicos que caracterizan a esta última generación de propulsores TwinPower Turbo, como son la inyección directa de gasolina de alta presión, el ya clásico sistema de alzado y tiempo variable de las válvulas de admisión Valvetronic, distribución variable en admisión y escape doble Vanos o, en este caso, un sistema de sobrealimentación con el turbo integrado en el colector de escape.

Salpicadero del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Salpicadero del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Por encima, el BMW 118i y el BMW 120i comparten el mismo bloque tetracilíndrico de 1.598 cc, que entregan respectivamente 136 CV y 177 CV de potencia, y 220 Nm y 250 Nm de par. Más prestacional, el BMW 125i cuenta con un motor de 2,0 litros llevado hasta los 218 CV y 310 Nm que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos.

Restyling del BMW Serie 1 M Sport ©BMW

Restyling del BMW Serie 1 M Sport ©BMW

El BMW M135i se reserva el derecho de ofrecer el nivel de prestaciones más destacado, gracias a su motor de seis cilindros en línea que ha visto aumentada su potencia en 6 CV y ahora eroga 326 CV y 450 Nm, suficientes para realizar el ejercicio del 0-100 km/h en 4,7 segundos.

Como en los gasolina, la oferta diésel comienza por primera vez con un motor tricilíndrico de 1,5 litros de cubicaje para el BMW 116d. Con 116 CV y 270 Nm como cifras de referencia, tanto en su versión convencional como en la equipada con el paquete EfficientDynamics Edition, la firma de Múnich destaca de esta última que es la que homologa el menor consumo y cifras de emisiones de CO2 de todos coches de la marca: 3,4 l/100 km, y entre 101 y 89 g/km dependiendo del tipo de neumáticos que monte.

Restyling del BMW Serie 1 M Sport ©BMW

Restyling del BMW Serie 1 M Sport ©BMW

El resto de variantes diésel comparten el bloque de 2,0 litros y cuatro cilindros, con adaptaciones específicas para desarrollar 150 CV y 320 Nm en el BMW 118d y 190 CV y 400 Nm en el BMW 120d.

Todos los propulsores van asociados de serie a una caja de cambios manual de 6 velocidades, excepto el M 135i xDrive y el 120d xDrive, variantes de tracción total, que montan de serie el cambio automático de 8 velocidades Steptronic (con configuración deportiva en el M). Esta transmisión es opcional en el resto salvo el 116i, el 116d EfficientDynamics y el 118d xDrive, la otra opción con tracción a las cuatro ruedas del compacto germano.

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

Interior del nuevo BMW Serie 1 ©BMW

La gama del nuevo BMW Serie 1 se estructura ahora en 4 niveles de acabado, empezando por el más sencillo Advantage, el deportivo Sport, el lujoso Urban y el M Sport, que combina complementos estéticos que saltan a la vista con otros que mejoran el comportamiento del coche.

Entre los nuevos equipamientos disponibles en el restyling del BMW Serie 1 destacan el control de la presión individual para cada neumático de serie, o el control de crucero adaptativo (con función Stop&Go, la llaman), que adecúa la velocidad del coche a las condiciones del tráfico.

 

Sé el primero en comentar