Prueba Mercedes-Benz GLA 220 CDI 4Matic: alarde cabal

Valoración

 

 

Prueba realizada por Gaby Esono

Teniendo en cuenta cómo está funcionando en los últimos tiempos la firma de la estrella, el Mercedes-Benz GLA era un coche que tenía que llegar más pronto que tarde a su catálogo.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-45Cuarta carrocería de la nueva generación de vehículos compactos de la marca alemana, tras el monovolumen Clase B, el Clase A de 5 puertas y el coupé de 4 puertas, Clase CLA, el clase GLA es la variante que responde a la moda de vehículos camperos que viene imponiéndose en Europa en los últimos tiempos.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-40Lo suelo llamar moda, pero lo cierto es que ya son muchos años de tendencia como para pensar que es algo pasajero. En cualquier caso, Mercedes se ha tomado su tiempo para lanzar un modelo que hiciera frente a los ya veteranos BMW X1 y Audi Q3.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-32Malo porque sus paisanos bávaros ya han vendido unos cuantos de estos crossovers compactos premium, que no tenían una alternativa en el fabricante de Stuttgart; bueno porque el Mercedes GLA aporta un aire fresco al segmento que, sólo por estética, con toda seguridad se ha ganado ya el corazón de una gran parte de sus potenciales clientes.

Conducir el Mercedes-Benz GLA 220 CDI 4Matic implica llevarte una buena sorpresa a nivel dinámico. Al ser relativamente bajito (1.494 mm frente a los 1.433 mm del Clase A) y bastante ancho (1.804 mm, que son 24 mm más que la berlina de 5 puertas), su comportamiento es mucho más ágil de l0 que uno podría esperar en un crossover, por muy enfocado a la carretera que esté.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-18El guiado del tren delantero es excepcional, con un subviraje que aparece sólo con mucha motivación por tu parte, y hace que disfrutes conduciéndolo desde la primera curva. Por supuesto, me estoy refiriendo a carreteras reviradas, porque uno sigue teniendo el vicio de probar los coches en ese tipo de escenarios más que en las anodinas y “radarizadas” autovías y autopistas.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-113-3Y lo son más todavía (aburridas, digo) con un coche con el aplomo del Clase GLA, que no por nada lleva el escudo que lleva en el frontal. Impasible ante las juntas de dilatación, o ante los enormes parches de algunas de las autovías y amplias nacionales que pueblan la geografía andaluza por la que tuve ocasión de conducirlo, este SUV compacto (la marca se empeña en catalogarlo así, cuando de SUV tiene más bien poquito, aunque lo que tiene es bueno) combina como ninguno un talante casi deportivo con una comodidad de marcha más propia de una berlina de clase superior.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-31Pero no lo es, como demuestra el hecho de que sólo monte motores de 4 cilindros. Los V6, para los mayores. En el caso del GLA 220 CDI, se trata de la versión más potente de las diésel, que monta el versátil bloque de 2.143 cc, en este caso con 170 CV de potencia (disponibles entre 3.400 y 4.000 rpm) y un generoso par de 350 Nm (entre 1.400 y 3.400 rpm).

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-79Si escribo los valores de potencia y par motor máximos, así como el régimen en el que se alcanzan, no es por rellenar texto, sino para entender mejor el comportamiento de esta mecánica: te da mucho desde muy pronto y durante mucho tiempo. No importa que vayas solo o llevando a toda tu familia al pueblo. Con el GLA 220 CDI, combinado además con el cumplidor (y punto) cambio de doble embrague 7G-DCT, unido obligatoriamente a la tracción total 4Matic, no tendrás duda de si te quedas corto de motor, porque siempre tiene algo que aportar.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-38cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-42cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-37

Y lo mejor de todo es que lo hace con unos consumos que parecen una broma al lado de lo que corre: 6,5 l/100 km de media durante los 1.243 km que le hice durante la prueba, en los que fui muy poco amable con él, lo reconozco.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-73La contrapartida de este propulsor es que a su excepcional rendimiento no le acompaña la finura que uno espera de la marca. Se ha trabajado mucho para reducir sus vibraciones, pero la sonoridad, especialmente en frío, sigue siendo una asignatura pendiente por mucho que también se haya mejorado en este sentido.

Fíjate si Mercedes-Benz tendrá claro a qué tipo de público va dirigido el Clase GLA, que el conductor (y por extensión su acompañante) se siente el rey del mambo nada más sentarse frente al volante.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-265Los asientos son magníficos en todo y la posición de conducción hace que te sientas como en casa en cuestión de segundos. De hecho, su ergonomía es de manual, una vez te haces al manejo del cambio con la palanca situada a la derecha de la columna de dirección, y al del limpiaparabrisas y luces diversas a la izquierda.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-200La calidad de ajustes y materiales está, como de costumbre, fuera de toda duda, y a ello le añade que esta nueva generación de Mercedes es casi tan atractiva por fuera como por dentro.

¿Por qué casi? Pues, fundamentalmente, porque ni un servidor ni ninguna de las personas que se subieron al coche (todo el mundo quería verlo…) entendía el porqué de una pantalla central tan prominente, como si fuera un accesorio montado a posteriori.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-268Es curioso que cuando todos los fabricantes, sin excepción, tratan de diseñar salpicaderos lo más limpios posible, con todos los elementos más o menos integrados, la firma de la estrella esté apostando por una presentación tan poco armoniosa. Ah, y la pantalla no es táctil, porque dejarle los dedazos marcados no hace de Mercedes, dicen.

 cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-197cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-192cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-281

Si delante decía que uno se siente como en casa, detrás serás feliz sólo como el invitado que está de paso. A primera vista podrías pensar que eres uno más, pero pronto te das cuenta que el espacio es más bien reducido para lo que sugiere la prestancia de su carrocería.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-202cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-205cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-196

Vale que la distancia entre ejes es la misma que la del Clase A (2.699 mm), pero con 4.417 mm de longitud hay unos cuantos coches con la habitabilidad posterior menos comprometida. Eso sí, lo compensa con un maletero muy capaz, con 421 litros.

Me gusta el Mercedes-Benz Clase GLA 220 CDI 4Matic. Sin más. Su diseño me parece muy atractivo, como me lo parece el de las últimas creaciones de la marca de la estrella. Y el interior, con los matices que explicaba antes, también considero que es de lo mejorcito que uno puede conducir en el concurrido mundo de los coches compactos.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-126Del motor me tira más lo bueno (rendimiento y consumos) que lo otro pero, sobre todo, que la combinación con el cambio 7G-DCT y la tracción total 4Matic lo hacen el coche para todo, lo pintes de negro elegante o de rojo chillón. Si me apuras, incluso para meterte un poco en el campo.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-113-3Siendo consciente de las limitaciones que tiene una altura libre respecto al suelo de 134 mm, lo cierto es que su conjunto de transmisión (es un tracción delantera que acopla el eje posterior cuando hay pérdida de adherencia) funciona con bastante solvencia, bien apoyado además en los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción, como el control de descensos.

cochesafondo-prueba-mercedes-gla-220-cdi-145Los SUV o los crossovers son los nuevos familiares. La gente los quiere porque su estética entra más por los ojos que la de los station wagon tradicionales, y se justifica en la mayor versatilidad que aporta la tracción total.

Por eso, el Mercedes GLA flojea en este sentido, ya que salvo por el maletero, las cotas interiores no ofrecen lo que sugiere su carrocería, sino que se quedan en las de un Clase A, del que hereda también una visibilidad trasera demasiado reducida.

En este año escaso que lleva el Mercedes-Benz Clase GLA en el mercado, la marca ha desplegado una oferta de 7 versiones, que van desde los 31.575 euros del GLA 200 CDI (diésel de 136 CV) a los 65.750 euros del irreverente GLA 45 AMG 4Matic de 360 CV.

Entre un extremo y otro, este GLA 220 CDI 4Matic se presenta como un cabal término medio, dentro de lo que 39.900 euros puedan considerarse cabales por un «cuatro metros». Pero es lo que tiene la estrella. Y diría que si no le ha ido nada mal en la vida, será por algo.

 

Mi sentencia

Sé el primero en comentar